Tribuna Campeche

Diario Independiente

Fox es el arma secreta | Infiltra Morena a Xóchitl

Arlequín (*)

La cuarta transformación es tan grande que endereza cojos, revive muertos y vuelve de izquierda a los de derecha.
¿En alguno de sus sueños más febriles usted hubiese pensado que el primer presidente de México emanado del PAN fuera de uno de los más eficientes apoyadores de la campaña de la candidata presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum? Pues así es y no, no es un sueño, es una realidad, el expresidente azul Vicente Fox, con todo y botas vaqueras, está trabajando para la causa de Morena.
Desde luego, don Vicente no es un ambicioso vulgar que se transformó en un matraquero de Sheinbaum, él es un arma secreta, un caballo de Troya, un artillero que desde adentro de la oposición lanza obuses cargados de pólvora a la candidata del Frente, Xóchitl Gálvez.
Encubierto como miembro de la derecha, y fingiendo ser crítico de Sheinbaum, en septiembre puso en sus redes un mensaje xenófobo y antisemita en contra de ella: “Judía y extranjera”, escribió Fox en su cuenta de X, y acompañó el texto con una foto se Sheinbaum. El resultado: críticas al expresidente, a la candidata opositora, Xóchitl Gálvez, al PAN y de paso al PRI y al PRD, que sin deberla salieron raspados por las palabras de Vicente Fox.
¿Quién ganó? La víctima del ataque, Sheinbaum. ¿Quién perdió? La candidata de la oposición Gálvez y los partidos PAN-PRI-PRD, que integran la novelesca coalición “Fuerza y Corazón por México”, antes llamada Frente Amplio por México.
Con anterioridad, en julio, cuando aún estaba la lucha interna dentro de Morena por la candidatura presidencial, Fox tomó su cuenta de X y escribió: “Sheinbaum es judía búlgara; Marcelo es fifí francés; Noroña es extraterrestre y a Adán Augusto es de Transilvania”. Las descalificaciones por el contenido xenófobo y antisemita del exmandatario no se hicieron esperar. ¿Quién perdió? La candidata de la oposición Gálvez y los partidos “Fuerza y Corazón por México”. ¿Quién ganó? La candidata morenista Claudia Sheinbaum.
Fox al estilo Fox. En octubre, Fox subió a X una fotografía en la que aparece él y a su lado caminando Claudia Sheinbaum y se asegura que ella lo apoyó en su campaña presidencial en el año 2000. Sin embargo, se trató de una imagen correspondiente a una visita que realizaron Fox, Sheinbaum y Andrés Manuel López Obrador al segundo piso del Periférico, cuando AMLO era jefe de Gobierno y Sheinbaum su secretaria de Medio Ambiente.
De hecho, en la fotografía original aparece López Obrador, mientras que en la que Fox publicó en su cuenta de la red social, sólo están él, y ella. Se vino una cascada de críticas a Fox, y de rebote, también le pegaron a Xóchitl. ¿Quién ganó? La candidata difamada, Claudia Sheinbaum. ¿Quién perdió? La candidata de la oposición Xóchitl Gálvez y los partidos de la fuerza y el corazón.
Otra gran muestra de la estrategia foxista para aparentar apoyo a Xóchitl, pero en realidad meterla en un berenjenal, se pude observar en una entrevista en la que el expresidente habla de una supuesta intención de que la candidata opositora iba a desaparecer los programas sociales si lograba llegar a la presidencia de la República.
“Ojalá, Xóchitl nos cumpla esto de que los huevones ya no caben en el Gobierno, y tampoco en el país, ya se acabó que estén recibiendo programas sociales, a trabajar cabrones, como dice Xóchitl”, dijo.
Dicha declaración abrió la puerta para que desde el presidente López Obrador y Claudia Sheinbaum, hasta el más modesto de los morenistas y sembraran la idea de que la candidata opositora amenazaba con quitarles pensiones, becas y demás apoyos entregados por el Gobierno. ¿Quién ganó? Morena. ¿Quién perdió? Xóchitl Gálvez, quien tuvo que invertir mucho tiempo para aclarar que ella nunca planteó la desaparición de programas sociales.
Al parecer, las fuerzas conservadoras y los oligarcas mexicanos y extranjeros ya se dieron cuenta de que Vicente Fox es un infiltrado de Morena en las filas opositoras, y reaccionaron de la peor manera, limitando la libertad de expresión y cerrándole su cuenta de X. Desde luego, el presidente López Obrador, siempre preocupado por la libertad de expresión, salió en defensa de Fox.
“Está mal, yo siempre he estado en contra de la censura, prohibido prohibir y más cuando se trata de la libertad de expresión. Cuando cerraron la cuenta del presidente (Donald) Tump, me opuse y aquí lo manifesté y no sólo eso, cuando en Twitter el nuevo directivo, el nuevo dueño, Elon Musk llevó a cabo una consulta para ver si le devolvían la cuenta voté a favor de que le regresaran y lo dejé en mi red de manifiesto”, dijo indignado el Presidente y paladín mexicano de la defensa de la libre expresión.
Y esta cruzada por la libertad de expresión se sumó otro campeón de la transparencia y fiel guardián de la prensa libre y el derecho a la información, Mario Delgado, quien además es presidente de Morena. “Espero que le regresen la cuenta de Twitter porque es uno de los voceros de la derecha… él nos ayuda mucho con su sinceridad manifestando el pensamiento real que tiene”, dijo el líder morenista en una conferencia de prensa.
No dude, ni por un minuto, que AMLO, Delgado, o cualquier miembro de la cuarta transformación sean defensores de la libre expresión, desde luego que la defensa de Fox es también una defensa del derecho a la información y una crítica a la censura, pero en este caso también se trata de proteger a su hombre dentro de la oposición, a su infiltrado, a quien la transformación de este país le deberá mucho su trabajo a favor de la continuidad del proyecto lopezobradorista.
En el 2000 Fox sacó al PRI de los Pinos, en el 2024, ayudará a mantener a Morena en Palacio Nacional. ¡Pero cómo de que no!
ME CANSO GANSO. La 4T gobierna con certeza.
Si hay algo que se le pueda agradecer a este Gobierno, es que es un Gobierno que da certeza. Y para muestra un botón. Cualquiera de las tres candidatas que el Presidente mande al Senado para que sea designada por 15 años como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, le será leal a él y al movimiento político que encabeza, de eso, puede usted tener la certeza. La transformación sigue, la lucha, sigue y sigue…

(*) Analista serio de la política cómica.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!