Tribuna Campeche

Diario Independiente

En las tripas del jaguar: 29 de febrero de 2024

 TURBIO PASADO DE MOGUEL

 Vaya circo el que montó la gobernadora Layda Sansores en su programa de esta semana, invitando a la silla del gobernador a Rafael Pérez Maldonado, un individuo de dudosa reputación que es pareja de la candidata oficial a la Alcaldía capitalina, Jamile Moguel, a declarar sin mostrar prueba alguna que el exalcalde Eliseo Fernández los mandó a matar. Pero, ¿por qué habría de cometer tal crimen quien desde hace meses se encuentra exiliado y sin posibilidad de defenderse?

“Alguien de repente se levantó encabronado y dijo hoy no quiero verlos, nos estorban, y nos mandan a asesinar. Esa es la realidad. Nos mandaron a asesinar. Eliseo, estoy seguro que él fue quien nos mandó a disparar.” ¿En qué se basa Rafael Pérez para lanzar tan grave acusación? ¿Qué pruebas tienen como para asegurar que “esa es la realidad”? ¿Qué complicidades compartían que harían necesaria su desaparición? Aún no lo precisan.

Desde que ocurrió el lamentable atentado, en este espacio hemos insistido en que la Fiscalía no ha investigado ni informado qué turbios antecedentes comparten los involucrados como para que los manden a matar. ¿Es un tema de narcomenudeo como aseguran los vecinos? ¿O le fallaron a los delincuentes armados detenidos en Hopelchén y ello dio pie a una venganza?


JAMILE ES COMO LAYDA

 Lo cierto es que desde aquel día que Jamile Moguel renunció a Movimiento Ciudadano y se afilió a Morena, de inmediato se convirtió en la candidata favorita de Layda Sansores a la Alcaldía capitalina, por encima de los morenistas de hueso colorado que suspiraban por esa misma oportunidad. ¿Qué le vendió Moguel a la mandataria para que tuviera esa repentina preferencia por ella?

Más tardó Moguel en ponerse la camiseta guinda, que el Ejército Mexicano en detener en el retén de Hopelchén a dos delincuentes fuertemente armados, los cuales fueron liberados de inmediato gracias a que la Fiscalía de Renato Sales no integró sus expedientes. Esos sujetos detenidos son los mismos que posaban sonrientes y felices con Jamile Moguel en fotografías en eventos políticos de MOCI y de Morena. ¿De dónde viene esa amistad?

Nunca se citó a Jamile Moguel a declarar a la Fiscalía cuáles son sus nexos con los delincuentes detenidos, pero la hipótesis de que traicionó o dejó de cumplir ciertos compromisos a esos delincuentes, fue el motivo que llevó al atentado, tiene mayor fuerza que la pretensión de inculpar sin pruebas a un ausente e indefenso Eliseo Fernández. Si Jamile es como Layda —como anuncia en sus redes—, lo más probable es que esté mintiendo.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!