Tribuna Campeche

Diario Independiente

EN LAS TRIPAS DEL JAGUAR: 05 MARZO 2024

INOCENTES PALOMITAS. 

Tras los festejos por la destitución de Lirio Suárez Améndola, los corruptos consejeros electorales se frotaron las manos y abordaron el tema de los contratos para la compra de materiales requeridos para la próxima elección, los cuales ascienden al menos a 30 millones de pesos, de los cuales hasta un 15% se repartirían en comisiones.

Tenían la tarea de elegir entre dos proveedores, unos de la Ciudad de México y otros de Nuevo León. Los chilangos, mejor conocidos como los Hernández, surten material a través de sus empresas, para fingir que compiten. Cajas Graf , Grupo Zeg y Litho Formas. Los regiomontanos también operan con dos empresas: Formas Finas, que proveen material electoral; y Formas Inteligentes, que proveen boletas electorales. 

La disputa para ganar la licitación requería la capacidad de proveer tres servicios: papelería electoral (boletas electorales, actas de casilla, hoja de incidencias, etc.), material electoral (urnas, bases, plumones, tintas, etc.) y el famoso PREP, programa de resultados preliminares. Además de esos servicios, requerían, sí, contactos en este corrupto y ambicioso Gobierno, que tras bambalinas ya había acordado con uno de ellos.

DEL PLATO A LA BOCA.

 Normalmente el Comité de Adquisiciones sigue las instrucciones que le dan los consejeros, con la amenaza de que si no lo hacen los remueven. En esta ocasión podrían maniobrar con libertad, al no haber presidenta, ni secretaría ejecutiva, ni director de Organización, que es quien elabora las bases de la licitación. 

Como si fueran empresarios, viajaron todos a Monterrey a escuchar la primera oferta. Fueron atendidos con todos los gastos pagados por ese proveedor, sin saber que quienes estaban tras esa negociación eran realmente los partidos de la alianza PRI-PAN-PRD. Luego viajaron a la Ciudad de México a darse la gran vida, sin saber que quien ya estaba tras ese acuerdo era, precisamente, el Seso Loco. 

Cuando regresaron a Campeche fueron citados a la oficina de Armando Toledo que, con sus respectivos expedientes en el escritorio, les recordó quién mandaba, y les apretó los dídimos a tal grado que sin chistar se decantaron por el proveedor chilango. Hoy los empresarios consejeros lamentan que los usaron para destituir a Lirio Suárez, además de que no dividirán la jugosa comisión de 4 millones de pesos, que pasarán a manos del Seso Loco. Del plato a la boca…

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!