Tribuna Campeche

Diario Independiente

EN LAS TRIPAS DEL JAGUAR: 14 MARZO 2024

MARCELA, MENTIROSA.

 Invitada a la silla de la gobernadora en el Martes del Jaguar, la secretaria de Protección y Seguridad Ciudadana, Marcela Muñoz Martínez, afirmó que Campeche es ejemplo nacional con Mujer Valiente, programa para reducir los índices de violencia familiar y contra la mujer, y gracias al cual “bajaron un 20% las llamadas a las líneas de emergencia.” ¿Por qué miente la cínica y sinvergüenza guanajuatense?

Vamos a los hechos. El 19 de junio de 2023 en la inútil Mesa de la Paz presidida por la gobernadora, se reconoció que la violencia intrafamiliar sigue siendo un foco rojo en la entidad. Seis meses después, el 8 de diciembre, Muñoz Martínez declaró en entrevista que la violencia contra la mujer y los casos de violencia intrafamiliar habían crecido “descomunalmente”, que hubo más de dos mil denuncias. O sea, ¿se mordió la lengua?

Entonces, ¿ejemplo nacional de qué somos? ¿De tener una secretaria de Seguridad mentirosa, cínica, sinvergüenza y mentecata? ¿O de tener de gobernadora a una corrupta que protagoniza cada semana un show plagado de mentiras? Creció la inseguridad, esa es la realidad, y los campechanos aseguran que el crimen organizado llegó de la mano de Layda Sansores y la operadora de ese cártel de delincuentes es la propia Marcela Muñoz. 

LA MISMA MIERDA.

 Por cierto que en su show de esta semana, Layda Sansores rememoró el hallazgo del centro de espionaje en marzo de 1998 y platicó cómo se operan esos equipos que se utilizan para robar la privacidad a todos, y en un lapsus mental aseguró que su “sobrino Gerardo es el que sabe más”. Entonces ¿sí es cierto que Seso Loco y Renato Sales operan un centro de espionaje y que de ahí obtuvo todas las grabaciones que exhibió en su Jaguar?

¡Ups se le chispoteó! Habrá que agradecer a la corrupta gobernadora el habernos confirmado que su sobrino Seso Loco opera el centro de espionaje desde el cual se intervienen conversaciones escritas y privadas de políticos, periodistas, críticos, opositores, empresarios y quien le venga en gana al paranoico, drogadicto y bandido sobrino Gerardo.

Cómo da vueltas la vida. 30 años atrás Layda Sansores denunciaba la corrupción y el espionaje del gobierno en turno, que manipulaba las elecciones. Hoy ella es la corrupta que financia la operación de un centro de espionaje, y recorta los recursos al Instituto Electoral para manipular el resultado de la elección. Terminó siendo la misma mierda que criticaba antes. ¿O siempre lo fue?

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!