Inicio»Policía»Acusan a titular de penal de Kobén

Acusan a titular de penal de Kobén

0
Compartidos
Google+

Desde comida con orín de perro hasta 10 mil pesos mensuales para “protección” de los internos realizan los guardias de seguridad que laboran en el Cereso de San Francisco Kobén y que operan bajo el manto protector de la directora Virginia Cáliz Alonso, que además está coludida con la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, representada por Ana Patricia Lara Guerrero, para que no se ventile ningún caso de maltrato a los reos; así lo expresó Leticia García Jiménez quien pugna para que se destituya a la directora de este centro penitenciario.

Al acudir a las oficinas de TRIBUNA Carmen, la señora Leticia García Jiménez acompañada de su abogado Israel San Pedro Santiago, dio a conocer la serie de anomalías que tanto ella como su esposo Jorge Luis Martínez Rodríguez (a) “Taz”, han vivido en carne propia cuando su pareja sentimental permaneció encerrado al interior de este penal estatal.

“Vengo a este medio de comunicación por que tiene un alto prestigio en el Estado de Campeche y por el cual quiero declarar la serie de actos de corrupción de maltrato físico a los que son expuestos los reos. Resulta ser que mi esposo Jorge Luis Martínez Rodríguez lo detuvieron el pasado 8 de agosto del 2012 y durante dos días recibió una serie de torturas hasta que finalmente el 10 de agosto de ese mismo mes, fue presentado por las autoridades como un jefe ‘Zeta’ a pesar que hasta la fecha no se le ha comprobado nada”.

“Viví en carne propia la forma tan grotesca e infrahumana a la que son sometidos los reos, al día le dan una pieza de carne cruda y ellos la comen ante la necesidad tienen que comer, yo alzo la voz porque soy una persona preparada académicamente y me pongo en el lugar de muchas personas que no tienen los estudios y considero que son tratados peor que en mi caso, muchos familiares de los reos me han dicho que cuando visitan a sus familiares, los perros tienen que oler la comida y en ocasiones los animales orinan los alimentos y en vez que los guardias lo detengan, estos solo se ríen”.

“En el caso de mi esposo, cuando a él lo trasladan en julio del año pasado hacia el penal de alta seguridad de Almoloya de Juárez en el Estado de México, yo acudo a recoger sus pertenencias como ropa, ventilador, zapatos y hamaca pero en el penal me dijeron que no se podía realizar esta actividad, acudí a la CEDH pero ahí me atendió una persona que no me quiso decir su nombre y me dijo que no se podía acceder al penal por que no estaba permitido”, dijo la mujer.

En CEDH DEL DF

Indicó que ante la negativa de la CEDH, ella acudió hasta las oficinas de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), ahí le comentaron que cada dependencia estatal está facultada para realizar la visita a los reclusorios, por lo que regresó de nuevo a las oficinas estatales y fue de este modo como le concedieron la entrada.

EXTORSIÓN

“Afortunadamente tuve los medios para ir hasta México y fue como se me hizo justicia, lo que sí quiero indicar es que uno de los guardias de seguridad conocido como K-2, me quiso extorsionar y me pidió 10 mil pesos que le tenía que dar mensualmente a fin que no trasladaran a mi esposo a un penal federal pero como me opuse, éste cumplió su palabra y fue de esta manera que a mi pareja se lo llevaron; además, por medio del reo supe que la señora Virginia Cáliz Alonso quería que le diera 300 mil pesos por esta actividad pero no acepté a estos chantajes”, acusó la mujer.

AUTO DE FORMAL LIBERTAD

La mujer aseguró que a su esposo ya le concedieron el auto de formal libertad, orden que fue girada por un Juez de lo Primero del Ramo Federal en el Estado de Campeche, pero debido al proceso, hasta ahora no se sabe cuándo saldrá en libertad.

“Mi esposo ya cuenta con el auto de formal libertad, ahora mi duda es si lo trasladarán de nueva cuenta al penal de Kobén, si es así, pues buscaré los medios para que a éste no le pase nada y si llegase a ser el caso, acuso directamente a la directora del penal Virginia Cáliz Alonso de cualquier cosa que a mi esposo le suceda”.

DENUNCIA ANÓNIMA

La mujer dijo que las personas que tengan el mismo problema, pueden denunciar al número telefónico 01-56-81-81-25-10-46 y serán atendidos por Noel Bazán y denunciar los actos de corrupción que se llevan a cabo en el penitenciario campechano y buscar que se destituya a la directora Virginia Cáliz Alonso que ha incurrido en actos de corrupción y violación a los derechos de los reos.

 

Noticia anterior

La película de LEGO acapara taquilla en EU

Siguiente noticia

“Naturaleza Humana” en el Museo Anahuacalli

52 Comentarios