Inicio»Policía»Tráiler decapita a vendedor de sandías en kilómetro 76

Tráiler decapita a vendedor de sandías en kilómetro 76

0
Compartidos
Google+

Al conducir a exceso de velocidad y en estado de ebriedad, José Moo Aké, conductor de una camioneta blanca, tipo Nissan y con placas de circulación CP-39-503 del Estado de Campeche, y por invadir el carril contrario al intentar rebasar a un tráiler de la marca Kenworth, cabina azul y remolque color blanco, con placas de circulación 216DW9 del servicio de transporte público federal.

El tráiler lo embistió, falleciendo José en el lugar de una forma drástica, ya que su cabeza fue arrancada de su cuerpo por el tráiler; el conductor se dio a la fuga.

José Gabriel tenía su domicilio en la calle 25 del barrio de San Pedro, en Dzitbalché y se dedicaba a la venta de sandías.

Los hechos ocurrieron a las 16:50 horas de ayer en el kilómetro 76 de la carretera federal Campeche-Mérida. Al lugar arribaron las unidades 207, 599 y 603 de la Policía Municipal al mando del comandante Mario Alberto Elizalde Jiménez, quien ordenó el cierre de ambos carriles para evitar más accidentes, hasta anoche la carretera no había sido liberada. La camioneta quedó destrozada. El cuerpo del comerciante fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo) para la práctica de la necropsia de rigor.

 

MUEREN TRES

Luis Alfonso Reyes Carrillo, de 50 años de edad, Raúl Álvaro Sarao, de 15; y Antonio Utuy López, de año y medio, perdieron la vida el pasado viernes; el primero fue por causas patológicas y los menores por accidentes viales. Luis Alfonso Olivar Escobar se encuentra a disposición del Ministerio Público del fuero común por homicidio imprudencial al atropellar al infante.

El primer reporte ocurrió a las 18:00 horas, en la comunidad Los Laureles, donde Luis Alfonso, de 54 años de edad, maniobraba de reversa la camioneta Dakota, negra con placas CP-4450 del Estado de Campeche, pero no se fijó que detrás de la unidad estaba el menor de edad, al cual le pasó encima. El infante sufrió de traumatismo cráneo encefálico y de tráquea; fue canalizado a la Clínica Campeche, donde se confirmó su muerte.

El segundo deceso fue reportado a las 20:00 horas en el ejido Constitución, de Escárcega, donde Raúl Álvaro se cayó de la camioneta Nissan, americana, blanca, sin placas, conducido por un adolescente de 14 años.

 

PIDE “AVENTÓN” Y PIERDE LA VIDA

El conductor se encontró a Raúl cuando regresaba de sus labores en el campo, por lo que el hoy occiso le pidió un aventón, subiéndose en la cama de la camioneta; al pasar un tope a la altura de la Telesecundaria del ejido, Raúl cayó al pavimento sufriendo traumatismo cráneo encefálico.

El conductor al darse cuenta de la caída no detuvo su marcha y fue al Centro de Salud en busca de ayuda. Al retornar, los pobladores y testigos oculares creyeron que se había dado a la fuga, por lo que quisieron lincharlo. El adolescente logró llegar hasta su casa, donde su padre, de quien no se brindó información, lo escondió en uno de los cuartos.

Los pobladores llegaron enardecidos al predio y exigieron que les entregaran al menor. El padre pidió ayuda a seguridad pública y entregó a su vástago a las autoridades del Ministerio Público del fuero común para los fines correspondientes.

A las 22:00 horas, el personal del Servicio Médico Forense (Semefo) recibió el reporte de que Luis Alfonso fue encontrado muerto en el interior de su predio marcado con el número 254, de la calle Anona, entre Caimito y Nance de la Ampliación Esperanza.

El hoy occiso padecía de diabetes y desde hace tiempo había dejado su tratamiento.

Noticia anterior

Aniversario de Carlos y Magdalena

Siguiente noticia

Choca a una pipa gasera y perece