Inicio»Policía»Escándalo por accidente que no ocurrió

Escándalo por accidente que no ocurrió

0
Compartidos
Google+

Elsa Ricarda Romero Enríquez, esposa del presidente del Comité Directivo Municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Manuel Jesús Escobar Piña, acusó a un taxista que había colisionado por alcance la defensa posterior de su automóvil Megane Expression, además de resultar lesionadas sus hijas.

Sin embargo, el bochornoso espectáculo protagonizado la noche del viernes, por Romero Enríquez, quien afirmaba que el taxista había lastimado a sus hijas, fue desmentido por las autoridades que determinaron no habían daños materiales ni lesiones considerables.

Eran alrededor de las 20:50 horas, cuando la central de radio de la Dirección de Seguridad Pública y Protección a la Comunidad recibió el reporte de que se había suscitado un hecho de tránsito en la avenida Héctor Pérez Martínez por calle 29 de la colonia Centro.

Según Alejandro Salaya Mendoza, conductor del automóvil Nissan, Tsuru, color rojo-blanco, modelo 2004, con placas 2099-BFB del Estado, del Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV), había colisionado la parte posterior al automóvil de la esposa del líder político, resultando lesionadas las hijas de ambos.

El Megane Expression rojo dinámico modelo 2009, placas DHM-74-85 del Estado, era conducido por Romero Enríquez.

Al llegar el perito en turno pudo observar que las unidades no hicieron contacto, pues el auto de la mujer a simple vista se veía que no tenía daños, mientras que socorristas de la Cruz Roja dieron atención a la conductora y a sus hijas, quienes determinaron que no había fracturas o golpes.

Pese a ello, Romero Enríquez exigía al taxista el pago de los daños materiales y médicos, pero sería en el primer caso que se llevara a la agencia de autos, mientras que la valoración médica en una clínica particular de Mérida, Yucatán, en tanto al no llegar a un acuerdo las unidades y las personas involucradas fueron trasladados al complejo de seguridad.

A decir de algunos agentes policiacos, fueron ofendidos por la mujer, quien también arremetió contra el taxista, el cual se quedó callado, mientras que el ajustador de seguros del taxi dijo pagar los gastos de los daños materiales y médicos.

Noticia anterior

Cierran con volquetes un carril de acceso a complejo

Siguiente noticia

Mónica Niculescu se ciñe corona