Tribuna Campeche

Diario Independiente

Conductor se duerme y se sale de la carretera

Vuelca pipa cargada con 32 mil litros de melaza

Dos de las cuatro personas que viajaban a bordo de una camioneta en visible estado de ebriedad, provenientes de Ciudad del Carmen y se dirigían a la comunidad de Nuevo Progreso, resultaron lesionados, uno de ellos de gravedad.

Hecho que ocurrió cuando el chofer que conducía se dormitó encima del volante, perdió el control, abarcó el carril contrario y se salió de la carretera Costera del Golfo, impactando de frente contra una mufa de un domicilio particular.

Entre los heridos se encontraban Secundino García Balcázar y Facundo García Balcázar, originarios de Nuevo Progreso, mientras que José Luis Chablé García y el otro acompañante de quien no se supo sus generales salieron con golpes contusos en el cuerpo.

Los hermanos García Balcázar fueron trasladados a la Clínica Hospital de San Antonio Cárdenas, para que recibieran los primeros auxilios.

Fueron trasladados en la ambulancia con número económico 55 del mismo nosocomio y por su gravedad de las lesiones que presentaban, los trasladó de inmediato al Hospital General “María del Socorro Quiroga Aguilar”, ya que se solicitó la presencia de la ambulancia de la Cruz Roja Mexicana y no se presentó al lugar del accidente.

Según algunos mirones que se encontraban en lugar, explicaron que la camioneta color roja, Pontiac, tipo Aztek, cerrada, y placas DGW-63-90 de Campeche, transitaba de oriente a poniente a exceso de velocidad, pero al llegar al kilómetro 132+150, donde se ubica una peligrosa curva, el operador abarcó el carril contrario, y se introdujo en un predio.

 

VOLCADURA

RANCHO LA VELETA.— Una pipa de doble remolque, tipo cisterna, que provenía de La Joya, Champotón, y transportaba 32 mil litros de melaza, con destino a la ciudad de Orizaba, se salió de la carretera debido a que el conductor que la guiaba se quedó dormido encima del volante.

Esto propició que volcara y quedara de costado en el interior de una zona inundada, ubicada a cien metros de la entrada principal del rancho La Veleta.

Según las primeras investigaciones obtenidas en el lugar del accidente, los compañeros de trabajo del operador dijeron que una caravana de pipas propiedad de la empresa Transportes Ráfagas del Norte, S.A de C.V., salieron cargadas del líquido para alimento de ganado bovino.

Pero el chofer de la pipa accidentada se adelantó tratando de llegar más temprano, pero nunca se imaginó lo que el destino le había preparado.

El accidente ocurrió a eso de las 11:45 de la noche y el conductor había desaparecido del lugar de la volcadura, y amigos de los ajeno robaron la carga y las llantas de repuesto de la pipa color blanca, marca Kenworth, Kenmes y placas 029-DX-8, 103-WC-6 y 012-WC-6.

Más tarde se presentaron los oficiales de guardia de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), antes policía federal, la CFE y una grúa, para rescatar el pesado camión.