Inicio»Policía»Voyager colisiona a moto en la calle 30

Voyager colisiona a moto en la calle 30

0
Compartidos
Google+

Zayda Meza Sánchez, de 16 años de edad resultó con posible fractura en la muñeca derecha y golpes en diferentes partes del cuerpo, luego de que la motocicleta que tripulaba se estrellara contra una camioneta que le invadió el carril de preferencia, conducida por Rodolfo Valencia Duran, mejor conocido como “El Jarocho”.

El hecho de tránsito ocurrió alrededor de las 13:15 horas de ayer en el cruzamiento de la calle 30 por 51 de la colonia Revolución, donde no existe nomenclatura ni señalamientos de tránsito y vialidad, además se han registrados un sinnúmero de accidentes de fatales consecuencias.

De acuerdo al reporte policiaco, “El Jarocho”, quien es empleado de la Dirección de Servicios Públicos Municipales y tiene su domicilio en la calle 16 por 23 de la colonia Emiliano Zapata, circulaba sobre la calle 51 a bordo de su camioneta Chrysler, Voyager, con placas de circulación DHK-6714 del Estado de Campeche.

Sin embargo al llegar en el cruzamiento de la calle 30, al perder la visibilidad por unos automóviles que estaban estacionados, invadió el carril sin percatarse que venía a toda velocidad la motocicleta Suzuki, color roja, con placas C3GC9 del Estado de Campeche, tripulada por la jovencita Zayda Meza Sánchez, quien tiene su domicilio en la calle 55-A por 28-A de la colonia Carlos Salinas de Gortari.

La menor se impactó a la altura del guardalodo izquierdo y proyecto su cuerpo contra el panorámico de la unidad para luego caer al pavimento, donde quedó tirada y a simple vista se veía el desprendimiento de piel y la exposición de hueso de su muñeca, en tanto la moto quedó despedazada y el conductor detuvo su marcha, quedándose en el lugar.

La chica fue auxiliada y traslada por socorristas de la Cruz Roja al Hospital General “Janell Romero Aguilar”, pero debido a la gravedad de su lesión fue traslada a la capital del Estado, mientras el responsable quedó a disposición del agente del Ministerio Público.

Noticia anterior

Tanques de gas en locales, un peligro

Siguiente noticia

Por reconocer la licenciatura en enfermería