Tribuna Campeche

Diario Independiente

Lo sorprende infarto y muere en la vía pública

Demoró servicio de la Cruz Roja, dicen testigos

Luis Ángel U. O., quien contaba con 45 años de edad, falleció la mañana de ayer, víctima de infarto al miocardio, cuando pretendía ingresar a la tienda Elektra de la calle 10 del Centro Histórico, donde laboraba como gerente.

El deceso de Luis Ángel generó indignación entre los testigos, quienes afirmaron que estuvieron solicitando la intervención de socorristas de la Cruz Roja, quienes estaban en un evento cercano, además que los elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) no saben aplicar los primeros auxilios.

Cerca de las 8:30 horas el infortunado conducía una motocicleta sobre la calle 10 del Centro Histórico. Había salido de su predio ubicado en la calle Veracruz, entre Panamá y Ecuador del barrio de Santa Ana, para acudir a su centro de trabajo.

Al llegar a las puertas de la tienda comentó que le faltaba el aire y que se sentía mal. Testigos lo ayudaron a sentarse, mientras pedían la intervención de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y de agentes de la Dirección de Vialidad.

La gente le pedía a los servidores públicos que le aplicaran los primeros auxilios o que en la patrulla lo llevaran al Hospital General “Dr. Manuel Campos”. Luis Ángel permaneció en el sitio por 30 minutos.

El sujeto perdió la vida tan pronto llegaron los paramédicos de la Cruz Roja, esto a pesar de que había un evento cercano en el que se encontraba el responsable de este organismo.

Tras el deceso, la calle 10 entre 51 y 53 permaneció cerrada por varios minutos hasta que elementos del Servicio Médico Forense (Semefo) llegaron para levantar el cuerpo y trasladarlo al anfiteatro.

La necropsia de ley determinó que la causa del deceso fue infarto agudo al miocardio. El cuerpo sería entregado a sus familiares para su inhumación.