Inicio»Policía»Aprehenden a pareja ebria en operativo

Aprehenden a pareja ebria en operativo

0
Compartidos
Google+

Una pareja fue detenida por elementos de la Dirección de Seguridad Publica, luego que protagonizaron un escándalo sobre la calle Corcovado con avenida Camarón en la colonia Justo Sierra, al negarse a realizar la prueba de alcoholemia durante un operativo.

Los hechos ocurrieron a las 1:20 horas, cuando un alcoholizado conductor quien no proporcionó su nombre circulaba sobre la calle Corcovado a bordo de un vehículo marca Ford, tipo Fiesta, con placas de circulación DHE-8937 del Estado, en compañía de su familia.

Cuando elementos de la Policía Municipal realizaban un operativo de alcoholímetro, se acercaron a la unidad y le explicaron que realizarían la prueba de alcoholemia al chofer del vehículo, quien se negó a cooperar y agredió verbalmente a los uniformados.

Minutos más tarde, al ver que el hombre estaba muy alcoholizado y no quería descender de su unidad los elementos lo bajaron a la fuerza de su unidad lo esposaron y subieron a una unidad donde le realizaron la prueba de alcoholímetro y resultó con tercer grado de intoxicación alcohólica.

Al ver los hechos, su esposa que también estaba bajos los influjos del alcohol, provocó un tremendo alboroto y amenazó a los elementos policiacos, sin importar poner en riesgo a sus dos menores hijas quienes viajaban a bordo de la unidad para evitar que fuera llevada al corralón.

Los efectivos policiacos exhortaron a la mujer para que bajara de la unidad para trasladarla al corralón y se retirara con sus hijas, pero hizo caso omiso y no quería bajarse, profiriendo una serie de palabras altisonantes y amenazas hacia los guardianes del orden y se quedó dentro de la unidad, a pesar que sus hijas le pedían que bajara del carro y que dejara de hacer el ridículo.

La mujer siguió agrediendo verbalmente a los uniformados, y golpeó a una oficial policiaca, quien la tuvo que bajar a la fuerza de la unidad, a pesar que la esposaron volvió a golpear a la oficial en la cara, quien tuvo que defenderse de la agresión.

La enardecida mujer fue trasladada junto con sus dos menores hijas a la dirección de Seguridad Pública Municipal para su certificación y quedaría en calidad de detenida.

Las dos menores quedaron resguardadas en la dirección de la dependencia hasta que llegara un familiar para que se las llevaran a su domicilio.

Finalmente, la unidad fue trasladada al corralón municipal, mientras que el ebrio conductor y su pareja terminaron de pasar la borrachera en las instalaciones policiacas, quienes tuvieron que pagar una multa de 150 salarios mínimos cada uno para poder salir libres, sin contar lo que tendrán que sufragar para liberar el vehículo.

Noticia anterior

Maltrecho el buque

Siguiente noticia

Empleados funerarios se pelean servicios