Inicio»Galerías»Asegura PGR cablería eléctrica ilegal en la 20 de Noviembre

Asegura PGR cablería eléctrica ilegal en la 20 de Noviembre

0
Compartidos
Google+

Más de 600 metros de cable fueron retirados y asegurados en la colonia 20 de Noviembre por personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de la Procuraduría General de la República (PGR), con apoyo de agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP), ante la denuncia interpuesta hace un mes por el delito federal de robo de energía, contra quienes resulten responsables.

Esto sucedió a una semana que Enrique Turriza Beltrán, autonombrado líder de ese asentamiento, envió a seis vándalos a derribar muretes en los que la CFE colocaría medidores de energía de los predios, lo que ocasionó que vecinos detuvieran a uno de ellos y lo golpearan, además de lapidar la camioneta en la que llegaron.

El retiro de los cables inició a las 10 de la mañana de ayer, cuando a las calles Carlos Oznerol Pacheco Castro, Niños Héroes, Pino Suárez y Hechos, No Palabras, arribaron camionetas de la paraestatal y una de la PGR con oficiales de la PEP fuertemente armados, para constatar el robo de electricidad.

Según vecinos, los presuntos culpables de los robos y cobros ilegales de energía son un sujeto conocido como Pedro, apodado “El Pollero”, y Turriza Beltrán. Sobre estas acusaciones, autoridades del Ayuntamiento se deslindan de estos manejos de dinero.

“Estamos hartos de los cobros para tener electricidad, antes teníamos que pagar mil 200 pesos para la conexión y 300 mensuales; estamos de acuerdo con la propuesta de Noé Quijano Valencia y de las autoridades de la CFE de regularizar el servicio con la instalación de postes, transformadores, medidores y muretes”, manifestó Araceli Jiménez.

Durante el retiro de las líneas clandestinas, los habitantes acusaron a Enrique Turriza de incitarlos a no permitir que les retiraran los cables, sin embargo la gente hizo caso omiso y dejaron que las autoridades hicieran su trabajo.

En general, trabajadores de la CFE retiraron alrededor de 600 metros de cables de aluminio, pero aún falta quitar otros mil metros.

Por ahora decenas de familias se quedaron sin electricidad en sus hogares, a la espera que la CFE instale la infraestructura para bajarla de manera legal.

Mientras tanto vándalos siguen intimidándolos, como un tal “Gato”, que dispara tiros al aire para evitar que sigan solicitando el servicio de energía eléctrica de manera legal.

Noticia anterior

Dos muertos y cuatro heridos en accidente

Siguiente noticia

Llevan presentes a niños enfermos en el “Buenfil”