Inicio»Galerías»Colisiona en Centro Histórico de Mérida

Colisiona en Centro Histórico de Mérida

0
Compartidos
Google+

YUCATÁN.- Daños materiales por varios miles de pesos y un lesionado fue el saldo de aparatoso accidente de tránsito registrado en el barro de Santa Lucía, en el que un conductor intentó ganarle al semáforo.

A pesar de acelerar invadió el carril de preferencia y se impactó contra un vehículo, el cual giró poco más de 100 grados.

El percance sucedió a las 11:15 horas de ayer en la esquina de las calles 64 con 53 del Centro Histórico de Mérida; al final el protagonista aceptó su responsabilidad y asumió todos los cargos.

Según el peritaje, Pedro Escobedo Várguez, de 24 años de edad, transitaba de oriente a poniente sobre la calle 64 en el Cavalier rojo con placas de circulación ZAP 6824 del Estado, cuando al llegar a la intersección vial fue colisionado por un vehículo cuyo conductor no respetó el semáforo.

Por su parte, Rodrigo Medina Díaz transitaba de sur a norte sobre la calle 53 en el ML 350 4 Maric con matrícula ZAM 3122 de la entidad, cuando al llegar a la popular esquina de “El Dzalbay” invadió la arteria de preferencia y provocó la colisión.

Debido al fuerte impacto, el Cavalier giró al grado que quedó mirando al sur, y cubriendo totalmente la calle; el guiador presentó lesión en una pantorrilla, motivo por el cual fue atendido por paramédicos.

En un principio Medina Díaz empezó a discutir y trató de deslindarse del caso, al grado que aseguraba que no iba a exceso de velocidad, y expresó que fue el otro automovilista quien pisaba a fondo el acelerador.

Ante tal acusación, Escobedo Várquez estableció que “luego de respetar el alto del semáforo, aproveché a pasar ya que tenía la luz verde, de preferencia… además mi coche no puede desarrollar 100 kilómetros por hora en tan sólo un segundo”.

Reconoció que tenía todas las de perder ya que su auto carecía de seguro, pero para su buena suerte, Medina Díaz reconoció su culpabilidad.

Por ende, expresó que su aseguradora se encargaría del pago de los daños materiales, pues en el caso de su vehículo, sólo el costado derecho de su defensa presentó resquebrajamiento.

Debido al acuerdo al que los involucrados llegaron, los peritos de la Policía Municipal de Mérida (PMM), optaron por retirarse. Cerca de una hora después, la calle 53 entre 64 y 66 se reabrió al tránsito vehicular.

Noticia anterior

Carla Lezama, joven promesa del teatro

Siguiente noticia

Arde casa en Vivah