Inicio»Policía»Fallece infartado en la calle

Fallece infartado en la calle

0
Compartidos
Google+

La muerte sorprendió a Eduardo Molina Ayala, quien contaba con 81 años de edad, cuando caminaba la mañana de ayer por las calles de Montecristo y de pronto sufrió un infarto fulminante.

“Lo acababa de ver pasar, caminaba muy despacio”, señaló un vecino de la calle 16 quien no quiso proporcionar su nombre. El cuerpo del octogenario permaneció tirado en la vía pública por más de una hora.

De acuerdo a las primeras versiones, caminaba sobre la calle Montecristo hacia la Privada de la 14 y la 16 del mismo suburbio.

Le faltaban unos cinco metros para llegar a la esquina, pero la vida no le alcanzó para dar un paso más. Cayó aparatosamente sobre la hirviente banqueta para no levantarse más.

Eran alrededor de las 11:15 horas cuando vecinos de la zona lo vieron tirado y lo reportaron al número de emergencias del C-4; paramédicos de la Cruz Roja confirmaron el deceso.

Le cubrieron el rostro con una sábana y elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) acordonaron el área. Nadie podía pasar ni acercarse al cuerpo inerte.

A pesar de ello, los vecinos se arremolinaron en las esquinas con la intención de reconocer quién era.

Minutos después los familiares fueron llegando y se escucharon los primeros llantos.

Finalmente, personal ministerial realizó los peritajes correspondientes y personal del Servicio Médico Forense (Semefo) levantó el cuerpo. Más tarde fue devuelto a sus familiares para su inhumación.

Noticia anterior

Par de accidentes dejan daños de regular cuantía

Siguiente noticia

Sin discriminación a personas con VIH-SIDA