Tribuna Campeche

Diario Independiente

Venganza, homicidio del viernes en la Belisario Domínguez

El hoy occiso había detenido a un ratero

CD. DEL CARMEN.- No fue asalto sino venganza el homicidio del pasado viernes en la colonia Belisario Domínguez, cuando el joven Mario Alberto “N”, de 22 años, perdió la vida luego de que le cercenaran la garganta.

Ayer se dio a conocer que un día antes, el hoy occiso detuvo a un sujeto que intentó robar en conocida abarrotera donde trabajaba.

De acuerdo a la versión de un testigo, quien se negó a proporcionar sus datos para evitar que lo llamaran a declarar y que el delincuente tome represarías en su contra, el joven fue víctima de una venganza.

“El jueves ese muchacho y otro trabajador detuvieron a una persona que quería sacar algunos productos sin pagar, pero al darse cuenta lo retuvieron en el lugar. El personal de la tienda llamó a la policía, pero luego de casi una hora optaron por dejarlo en libertad, pues nadie atendió la llamada de auxilio”, comentó.

“El encargado de la abarrotera pidió a los muchachos que soltaran al ratero. El jefe recuperó la mercancía y enojado le pidió al ratero que se fuera lejos del lugar”, dijo el testigo.

“Como siempre vengo por aquí, yo vi cuando dos personas estaban paradas por el árbol. Ahí estuvieron por un tiempo platicando y se notaban bastante nerviosos. Luego cuando cerraron la tienda el muchacho salió, entonces los sospechosos se le fueron encima, prácticamente lo agarraron por la espalda, lo apuñalaron y se fueron corriendo”, narró.

Dijo que algunos llamaron a la policía y otros a los paramédicos, pero fue demasiado tarde.

La madrugada de ayer sábado, Ana Isabel “N”, quien se identificó como hermana del occiso, reclamó el cadáver del joven y rindió su declaración conforme a los hechos ante el Ministerio Público del Fuero Común.

Cabe destacar que de acuerdo al expediente de Averiguación Previa C-AP/3715/Guardia/2016, el joven falleció por shock hipovolémico por disección de vena yugular izquierda y tráquea.

El joven fue velado ayer por la mañana en una funeraria particular de la colonia Pallás, donde se dieron cita amigos y familiares para darle el último adiós.

La tarde de ayer el cuerpo fue trasladado a Balancán, Tabasco, en donde sería sepultado hoy.