Tribuna Campeche

Diario Independiente

Aprehendidos por robo

Fueron asegurados el lunes por su presunta relación con el robo de dos kilos de carne y un celular

M.J.O.X., empleado de Bodega Aurrerá, y J.R.P.A., ambos de 24 años, fueron asegurados el lunes por su presunta relación con el robo de dos kilos de carne y un celular, respectivamente.

Quedaron a disposición del personal de la Fiscalía de Robos de la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam), en las próximas horas les estarán determinando su situación jurídica.

El primer arresto ocurrió cerca de las 9:55 horas, cuando presuntamente fue sorprendido M.J.O.X., quien en horas de trabajo estaba tratando de sacar el producto en la tienda ubicada en la avenida Gobernadores.

El reporte lo brindó A.A.G.A., de 38 años, al parecer jefe inmediato del sospechoso.

A las 13:34 horas fue reportado el intento de hurto de un celular en el interior del “Ciber Phone”, ubicado en la calle 45 por avenida Gobernadores del barrio de Santa Ana.

J.R.R.C., de 30 años, explicó a los policías que al estar laborando decidió salir a comprar una botella de agua en tienda cercana, cuando regresó, presuntamente, notó a J.R.P.A., el cual tenía el teléfono en la mano.

Al verse descubierto arrojó el equipo y arrancó a correr, sin embargo, fue perseguido y aprehendido por el mismo afectado, quien lo entregó a los elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP).

 

CUMPLEN CON MANDAMIENTO

J.M.S.R., fue detenido en cumplimiento a una orden por el delito de robo de vehículo, se le relaciona con el atraco de motocicleta en la Unidad Habitacional de Ex Hacienda Kalá.

J.M.S.R. quedó a disposición del juez tercero de lo Penal, quien emitió el mandamiento judicial tras la querella de N.A.R.P. El denunciante es apoderado legal de Banco Azteca S.A., Institución de Banca Múltiple.

El seis de junio de 2014 dejaron la Yamaha, color azul, modelo 2012 y placa S40Z del Estado, aparcada en la calle Trigésima Séptima.

Supuestamente, J.M.S.R. y otro sujeto intentaron activar el encendido electrónico de la unidad. Al no lograrlo decidieron arrastrarla, sin embargo, no contaron con que fueron observados por los vecinos.

El reporte lo brindaron al número de emergencias del C-4 y en cuestión de minutos a la PEP, cuyos elementos iniciaron recorridos por ese sector.

De esta manera uno de ellos fue asegurado en flagrancia, mientras que J.M.S.R. logró darse a la fuga por un camino de terracería.

El expediente fue consignado, emitiendo la orden de aprehensión el juzgador, misma que cumplimentó la Agencia Estatal de Investigación.