Inicio»Policía»Retenidos por 48 horas tras confundirlos con asaltantes

Retenidos por 48 horas tras confundirlos con asaltantes

0
Compartidos
Google+

CD. DEL CARMEN.- Fueron detenidos de manera prepotente por elementos de la PEP, Miguel Chan Láinez y Eleazar Sánchez Sánchez, asegurándoles ser los responsables del asalto a la estación de combustible “La Gas” el sábado en la Periférica Norte, argumentando que portaban casos “iguales” a los descritos en el reporte de robo.

A la altura del puente La Caleta se realizó la detención, donde los inculpados fueron asegurados bajo el argumento de “reconocimiento” por parte de elementos de la Policía Estatal.

Chan Láinez, carpintero, junto a Sánchez Sánchez dijeron a policías que solo estaban paseando en su biciclo y que ambos cascos habían sido prestados por el sobrino del primero.

Pese a que el carpintero explicó a lo estatales dedicarse a trabajar y no a robar, fue esposado y subido a la patrulla junto a su acompañante, privándolos de su libertad, junto a la motocicleta Honda 250, modelo 2007 placas 00S98GG, asegurándoles hacerlo obedeciendo a un reporte por robo de dicha unidad.

 

LOS SUELTAN

Al no presentar pruebas consistentes para el motivo por el cual fueron detenidos, ambos ciudadanos fueron liberados  sin cargos tras transcurrir 48 horas.

Chan Láinez refirió que fue gracias a un licenciado que le cobró cinco mil pesos  a su esposa, que logró su liberación. Aunque aseguró dudar del trabajo efectivo del litigante, pues sabe que salió por haber transcurrido el tiempo máximo de detención durante el que no se presentaron cargos de retención.

 

LE NIEGAN PERTENENCIAS

De regresó al Ministerio Público, Chan Láinez exigió la entrega de su unidad, pero aún no le ha sido devuelta.

Por lo que ignorado en la instancia del ministerio, acudirá a Derechos Humanos bajo el argumento de no solo haber sido privado de su libertad de forma violenta y sin argumentos válidos, si no que han retenido su motocicleta, por lo que no ha podido trabajar ya que en el llavero que no quieren entregarle, se encuentra la llave de su carpintería.

Noticia anterior

Se pierde en el monte

Siguiente noticia

Ofrecen conferencia sobre historiografía