Inicio»Policía»Le arroja alcohol y una vela encendida a su “amigo”

Le arroja alcohol y una vela encendida a su “amigo”

1
Compartidos
Google+

Culiacán, Sinaloa. El pequeño Ángel de tan solo 11 años de edad está a punto de perder una mano, además de que tiene el rostro y cuello desfigurados, luego de sufrir quemaduras de tercer grado que le propició un vecino de 13 años quien jugaba cuando presuntamente le arrojó alcohol en la cara y le aventara una veladora encendida.

Los hechos ocurrieron el pasado 29 de septiembre en la colonia Esthela Ortiz en Culiacán, Sinaloa. De acuerdo con la versión de la pequeña víctima, su “amigo” fue a la cocina y regresó con una tasa de alcohol y se la aventó en la cara y cuerpo. Al darse cuenta, éste se asustó y se levantó para irse, pero el otro le aventó una veladora encendida.

Seguidamente Ángel Leonel comenzó a arder y cayó en el sillón en el que había alcohol y también se incendió, por lo cual empezó a gritar pidiendo auxilio, pero nadie lo ayudó porque no había nadie en el domicilio.

Fue su “amigo” quien al verlo en llamas, tomó una cubeta de agua y se la echó hasta apagar el fuego. Luego lo agarró de la mano y lo llevó hasta su casa. El presunto agresor le dijo a la mamá de Ángel Leonel que allí estaba y se fue sin explicar lo sucedido.

La madre del niño agredido estuvo relató que al ver a su hijo quemado, lo llegó a la clínica de Cañadas y luego al Hospital Regional número 1, donde estuvo hospitalizado dos días, pero por la gravedad de las lesiones lo trasladaron a la ciudad de Obregón, Sonora. El diagnóstico del niño es muy  desfavorable porque podría quedar con el rostro muy dañado.

Además de que necesitará muchos cuidados intensivos, los cuales su familia no tiene para pagar. Piden que se investigue el caso y se le dé al menor la atención sicológica y el castigo legal correspondiente. Además llaman a sus abuelos a que se hagan responsables de los gastos.

No obstante, desde que levantaron la denuncia, han recibido amenazas en donde les ordenan que retiren la demanda.

Los abuelos del presunto agresor han actuado de forma grosera e indiferente ante lo ocurrido.

Para ayudar a la familia se puede depositar en el siguiente número de cuenta:

10-249-022-964 de Bancoppel, la cual está a nombre de Flor Angélica Rodríguez  Quezada.

 

Fuente: El Debate

Noticia anterior

Muere mujer que le cayó un rayo

Siguiente noticia

Cortan cola de 18 centímetros a joven de la india