Tribuna Campeche

Diario Independiente

Familia libra la muerte

YUCATÁN.- De manera milagrosa una familia de Mérida sobrevivió a un accidente de tránsito, tras quedar el compacto en el que viajaban totalmente destruido al colisionar con un camión de carga.

Irónicamente, el conductor de la pesada máquina no se percató del incidente, debido al cargamento que llevaba, hasta que kilómetros después se lo notificaron.

El hecho se registró ayer a las cinco de la madrugada, en la carretera Kinchil-Celestún.

El saldo fue de una mujer lesionada y daños materiales por cerca de 100 mil pesos.

De acuerdo con el peritaje, Román C. R. de 59 años, guiaba el Swift con placas de circulación ZRT-032A, con rumbo al puerto.

Sin embargo, debido a que iba a exceso de velocidad, no se percató del camión que iba adelante, por lo que se estrelló de lleno contra él, quedando varado en el lugar del accidente en compañía de su esposa Margarita A. C., de 60, y consanguíneos.

El compacto se estrelló justo contra el portarrines de acero de la unidad, un Ford serie YT-1374A, cuyo chofer era Rafael A. C., de 40 años.

El camión llevaba un flete de neumáticos. El chofer aseveró que iba a casi 65 kilómetros por hora y no sintió la colisión, por lo que en ningún momento pretendió darse a la fuga.