Inicio»Policía»Drama por desaparición de mujer

Drama por desaparición de mujer

0
Compartidos
Google+

Julissa Gaspar Hernández, quien ayer fue hallada en la Ciudad de México denunciando un supuesto secuestro, desapareció desde la medianoche del pasado domingo 26 de noviembre, cuando salió de su casa supuestamente a entregar un teléfono celular.

Su exesposo Carlos Alejandro Borges Ku, reportó el extravío ante la Agencia Estatal de Investigación (AEI) adscrito a la Fiscalía de Champotón y de la Fiscalía Especializada en la Búsqueda y Localización de Personas Desaparecidas o Extraviadas.

Indicó que cerca de la medianoche del día mencionado se encontraba en casa de Julissa, ubicada en Champotón, visitando a sus tres menores hijos cuando su ex le manifestó que saldría un momento a casa de un amigo, quien vive cerca de su predio, a llevar un celular. Sin embargo, pasaron las horas y la mujer no regresaba.

Luego de permanecer cuidando a sus hijos, los llevó a casa de su progenitora y posteriormente reportó ante la Fiscalía el extravío.

 

APARECE EN EL METRO

Julissa narró ayer a policías auxiliares del Metro Pino Suárez de la capital del país, que fue secuestrada el 26 de noviembre por cuatro hombres en el municipio de Champotón (Campeche) y pudo liberarse y llegar a la metrópoli, a mil 72 kilómetros de distancia de donde se cometió el supuesto delito.

El policía Hilario Hernández señaló que aproximadamente a las 10:35 horas de ayer, la mujer se le acercó y le dijo que el domingo pasado había sido secuestrada al interior de una tienda de conveniencia ubicada en la colonia Esperanza y ayer pudo escaparse de los plagiarios, tras pedir el apoyo a un trailero, quien la dejó en la estación Observatorio. En el Metro, pidió ayuda a los policías y relató su historia.

El Sistema de Transporte Colectivo Metro confirmó los hechos a través de un comunicado y señaló que personal de Seguridad Industrial e Higiene del STC atendió a la denunciante, quien fue trasladada en visible crisis nerviosa al cubículo del inspector jefe de estación en Pino Suárez, Línea 1, donde se solicitó la presencia de la Policía Antisecuestros de la Procuraduría General de Justicia de la CDMX.
En el inicio de las investigaciones se hicieron llamadas telefónicas con diversos familiares y el exesposo indicó que estaba desaparecida desde hace cuatro días. Personal médico la atendió debido a que presentaba convulsiones.

Noticia anterior

Pega por alcance; dos lesionados

Siguiente noticia

Franelero herido tras dar mal paso y caer