Tribuna Campeche

Diario Independiente

Sorprende a su mujer en infidelidad

Da click para más información

SAN ANTONIO CÁRDENAS.— O. M. L., presunto funcionario de Petróleos Mexicanos (Pemex) que labora en las oficinas de la Sección 47, y la señora A. G. G. fueron sorprendidos cuando ambos aprovechaban la ausencia del esposo de ésta para mantener relaciones sexuales.

De acuerdo con P. G., denunciante y quien interpondrá demanda judicial y el divorcio, el pasado martes 13 de noviembre le adelantaron su bajada de plataforma donde trabaja, y llegó a su domicilio alrededor de las tres de la madrugada.

“Llegué a mi domicilio en la calle Las Flores en San Antonio Cárdenas, entre las calles San Antonio y Miguel Hidalgo, toco la ventana y ahí estaban en pleno acto sexual mi mujer y O. M. L, que en la licencia que dejó tirada dice que vive en la calle 55 Privada 68 número 4 de la colonia Morelos”, acusó el afectado.

“Cuando se dieron cuenta que llegué, él y mi esposa corrieron a avisarle a mi hijo que lo escondiera”, señaló al mencionar que presenció todos los hechos, hasta cuando el hombre salió semidesnudo de su cuarto por la ventana, por lo que llamó a la Policía.

“Como tardaron para abrirme, cuando lo hacen les pregunto de quién es el auto  que esta en la entrada y mi esposa y mi hijo J. O. G. G. me contestan que es del amigo de mi otro hijo y me dirijo hacia las recámaras de arriba”, detalla.

“Se encontraban cerradas con seguro, indicándome que no había alguien, pero yo golpeé la puerta y ahí estaba adentro, estaba semidesnudo el petrolero con ficha de Pemex 764232, por lo que de coraje le destrocé el coche”, relata.

“Y le digo no tienes madre cabrón para venir a mi casa a cogerte a mi vieja. Fui por el machete y lo saqué al patio y como se iba a dar a la fuga en su auto con placas DHX 5398 del Estado, lo saqué del vehículo y le metí unos planazos, pero mi esposa y mi hijo lo defendían y me empezaron a golpear. Lo saqué a la calle y lo corrí, pero mi mujer se fue detrás de él para darle la ropa y los zapatos”, denunció.

“Mi esposa le estaba pagando con su cuerpo para que le ayude a agilizar los trámites de una ficha en Pemex que mi cuñado J. P. G. había dejado hace cinco años antes de morir y que está a nombre de mi hijo”, concluyó el denunciante.