Tribuna Campeche

Diario Independiente

Por represalias dispara contra camioneta en San Francisco

Da click para más información

El sueño de los vecinos del barrio de San Francisco se vio interrumpido ayer al escuchar dos detonaciones de arma de fuego, los proyectiles impactaron una camioneta estacionada. Al parecer fue por viejas rencillas de un sujeto que se encontraba ebrio.

Alrededor de las cuatro de la mañana, los habitantes de la calle Riva Palacios entre la 12 y 14, se encontraban profundamente dormidos y fueron despertados de manera brusca al escucharse los disparos que dieron en la parte del copiloto y faro derecho de la Ford Windstar, con placas UWA- 979-M de San Luis Potosí, la cual estaba en las puertas del domicilio particular número 20.

La propietaria del vehículo presentó la denuncia ante la Fiscalía General del Estado para abrir la carpeta de investigación, debido a que teme por su vida ya que al parecer conoce al presunto agresor.

La afectada explicó que al parecer se trata de la pareja sentimental de una de sus sobrinas, con quienes en tiempos atrás ha tenido problemas familiares.

Se supo, que ayer el tipo se encontraba ingiriendo bebidas embriagantes en conocido antro del malecón de la ciudad y al calor del alcohol tuvo una riña con otro de los sobrinos de la declarante, lo que al parecer hasta ahí había quedado el problema.

Sin embargo de acuerdo a las grabaciones de video de la cámara que tienen los vecinos, el hombre a bordo de su automotor paso por la zona y con su pistola tiro dos balazos que le dieron a la unidad motriz, lo cual provocó la movilización de los ciudadanos.

La mujer mencionó que avisó de inmediato al 911, sin embargo fue hasta dos horas después que llegaron los elementos de la Policía Estatal Preventiva, quienes recorrieron las vialidades aledañas sin localizar a nadie.

Ante lo sucedido piden a las autoridades poner un alto a este sujeto que tienen identificado, pues lo califican de borracho y drogadicto, además al no ser la primera vez que lo hace lo considera un peligro no solo para el barrio sino para la sociedad campechana porque siempre anda armado.

Según las primeras investigaciones, las balas son de 9 milímetros, de uso oficial reglamentario, y esta persona supuestamente es originario de Monterrey y menosprecia a los campechanos.