Inicio»Policía»Cae calificación de Ceresos del Estado

Cae calificación de Ceresos del Estado

0
Compartidos
Google+

Conforme al Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria, aumentaron las   irregularidades y violaciones en materia de derechos humanos en los dos Centros de Reinserción Social (Cereso) de Campeche, lo que conllevó a puntuaciones menores en comparación al 2017, confirmó el ombudsman Juan Antonio Renedo Dorantes.

Entre las deficiencias detectadas, destacó los problemas en las condiciones de alimentación, materiales e higiene de las instalaciones.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Campeche (Codhecam) dio a conocer que el diagnóstico se lleva a cabo cada año, o según los casos de quejas, por personal de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En Campeche las visitas de inspección se realizaron en noviembre del 2018, al igual que a nivel nacional el propósito es garantizar y proteger los derechos humanos de quienes se encuentran privados de su libertad.

De acuerdo a los resultados, las calificaciones correspondientes al año pasado por los dos Ceresos disminuyeron en comparación al 2017; la de San Francisco Kobén pasó de 7.06 a 6.45, lo mismo que el de Carmen, que estaba en 6.5 y bajó a 6.1; todo por no cumplir con ciertos parámetros y objetivos establecidos, precisó. La calificación nacional alcanzó el 6.45 porcentual.

Las deficiencias están relacionadas con la alimentación, las condiciones materiales e higiene del área médica, la insuficiencia de programas para la prevención y atención de incidentes violentos.

Entre las observaciones para el Cereso de Kobén se pide supervisar el funcionamiento del centro por parte del titular; atender la falta de prevención de violaciones a derechos humanos y de atención en casos de detección; la insuficiencia de vías para la remisión de quejas de probables violaciones a los derechos humanos.

Así como las condiciones materiales e higiene de instalaciones para alojar a las personas privadas de la libertad, del área médica, de la cocina y/o comedores, de instalaciones para la comunicación con el exterior, de los talleres y/o áreas deportivas, además de deficiencias en la alimentación.

El informe de la CNDH especifica que en el Cereso de San Francisco Kobén hay deficiencias en la atención de mujeres, personas indígenas, con discapacidad y LGBTTTI.

No hay personal suficiente de seguridad y custodia; hay dificultades en el procedimiento para la imposición de las sanciones disciplinarias y en el ejercicio de funciones de autoridad por personas privadas de la libertad; y prevalecen las actividades ilícitas y de cobros (extorsión y sobornos).

Noticia anterior

No cede el calor

Siguiente noticia

No puede el PRI ir contra los deseos de militancia: Carrillo