Inicio»Policía»Riña en Chiná

Riña en Chiná

0
Compartidos
Google+

Luego de golpear a poblador de Chiná, sujetó intentó apuñalar a una mujer, pero fue detenido el lunes y puesto a disposición de la autoridad ministerial.

R.A.G.S. se encuentra en los separos de la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam), donde es investigado por lesiones calificadas y amenazas más lo que resulte.

Cerca de las 21:10 horas, dos sujetos riñeron en la calle Privada 20 por 11, del barrio de Chonhuás, y ante las lesiones que sufrió uno de los rijosos, M.F.U.M. intentó calmar los ánimos.

Ante esto, R.A.G.S. sacó un cuchillo e intentó herirla, así que buscó refugió, llamó al número de emergencias del C-5 y reportó que la amenazaron de muerte.

En cuestión de minutos acudieron los elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) ante quienes M.F.U.M. señaló al presunto agresor, quien intentaba escapar.

Los oficiales lo siguieron, desarmaron y aprehendieron para trasladarlo a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam), donde permanece en espera de que le resuelvan su situación jurídica.

 

BEBÉ TORTURADO CON AGUJAS

En juicio oral podría concluir el proceso penal iniciado ante la tortura que sufrió un bebé en el 2016 en el municipio de Calkiní, donde le clavaron al menos nueve agujas en los talones de los pies.

No hay detenidos, pese a que en un principio se arrestaron a N.M.C., la abuela; a V.C.P., el abuelo, y al padre de la víctima J.A.C.H., de quienes sólo la mujer quedó vinculada a proceso.

Los hechos fueron descubiertos por la mamá del niño, quien había perdido la guarda y custodia momentáneamente. El infante se quedaba con los abuelos paternos y ella acudía periódicamente a visitarlo.

Al ir a visitar a su hijo —que en ese entonces tenía menos de un año—, la joven notó que no dejaba de llorar, además, que tenía hinchados los pies; finalmente al ver que le supuraban los talones lo llevó a un médico descubriendo que tenía enterrados, al menos, nueve agujas sin el ojal.

Fuentes no oficiales identificaron a V.C.P. de dedicarse, presuntamente, a la brujería y a pesar de que lo señalaron como autor material de la tortura del menor de edad —como parte de un rito— fue absuelto de los cargos.

Por su parte, N.M.C. enfrenta en libertad las acusaciones de violencia familiar. La imputada, su esposo e hijo fueron detenidos mediante orden de aprehensión en octubre de 2018.

De acuerdo a lo integrado en la carpeta judicial 255/17-2018, en el 2018 la defensa, N.M.C. y la mamá del niño apelaron la vinculación a proceso ante la Sala Penal.

Los magistrados del Tribunal de Alzada o de la Sala Penal resolvieron el 11 de febrero de 2019, ratificando la vinculación a proceso y al no haber la promoción de algún juicio de amparo, las diligencias judiciales continuaron como estaban.

De esta manera, el lunes 14 de octubre se llevó a cabo la primera audiencia de la fase intermedia —etapa previa al juicio oral—, en la que ante el juez de Control, Pedro Brito Pérez, se inició el enlistado de medios de prueba, tanto de la defensa y de la Fiscalía.

Mediante una serie de audiencias se agotarán los debates para admitir o no los medios de prueba y las aceptadas se estarán desahogando en el juicio oral.

En caso de no haber alguna inconformidad al concluir la fase intermedia, el juez de Control estará fijando fecha para el inicio del juicio oral, en la que un Tribunal de Enjuiciamiento —que puede estar conformado por uno o tres jueces— determinará la responsabilidad o no de la acusada.

Noticia anterior

Lesionada en choque de camioneta contra taxi

Siguiente noticia

Avala Senado revocación de mandato y consulta popular