Tribuna Campeche

Diario Independiente

Apuñalan a taxista en Ebulá

Da clic para más información

Intensa movilización policiaca generó el apuñalamiento a un taxista conocido como “El Gato” la mañana de ayer, quien acudió a la Clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Ciudad Concordia y no quiso interponer querella.

Primeramente informó que dos hombres lo hirieron al resistirse a un robo violento a la entrada de San Antonio Ebulá, sin embargo, habría caído en contradicciones ante la Policía Estatal Preventiva (PEP), cuando esperaba recibir atención médica por lesiones en su pierna derecha.

Fuentes extraoficiales señalaron que el taxi fue visto dentro de la ciudad a la hora en que supuestamente brindaba servicio en San Antonio Ebulá. El ruletero C.M.G., no quiso brindar mayor información y solamente se limitó a decir que más tarde acudiría ante el Ministerio Público.

Los hechos ocurrieron cerca de las 11:00 horas, cuando C.M.G. conducía el Nissan Tsuru rojo/blanco, número económico Tx-53 de la agrupación “Taxi Radar”, placas de circulación 6624-BFB del Estado.

De acuerdo a lo que primero informó, supuestamente le marcaron el alto dos personas que estaban en el crucero de Uayamón. Le pidieron el servicio de transporte para que los llevara a San Antonio Ebulá.

Cuando estaban en el poblado, presuntamente uno de ellos sacó un arma blanca para amagarlo y le ordenó que le diera todo el dinero que llevaba, además de su cartera y celular. El taxista señaló que se resistió, por lo que fue herido en la pierna derecha dos veces.

Los ladrones huyeron con el dinero que pudieron agarrar del tablero. El afectado pidió apoyo a sus compañeros, quienes lo habrían encontrado en el periférico Pablo García y lo escoltaron a la Clínica del IMSS de Concordia.

Para entonces la alerta había sido emitida al número de emergencias. Al sitio acudieron más taxistas y elementos de la PEP. El ruletero esperaba ser atendido y entre tanto era cuestionado por los oficiales, quienes también acordonaron su vehículo que dejó aparcado.

Reportes no oficiales revelaron que cayó en contradicciones. Esto le habría molestado al ruletero, quien quitó la cinta amarilla de acordonamiento y se marchó en su unidad, conducida por un compañero.