Inicio»Policía»CANDELARIA.– El cuerpo sin vida de dos personas del sexo masculino que habrían sido ejecutadas a balazos, fueron halladas en el interior de la cajuela de un vehículo azul abandonado en una brecha entre los ejidos El Chilar y El Pocito. Los presuntos asesinados fueron identificados como Juan Antonio Mosqueda Montalvo, de 36 años, originario de Mérida, Yucatán, y Juan Alonso Aguilar Muñoz, de 28, éste de nacionalidad guatemalteca. El hallazgo fue realizado la tarde de ayer por campesinos que pasaban por el lugar, debido al fuerte hedor, por lo que se presume llevaban varias horas de haber sido ultimados. Eran alrededor de las 15:00 horas cuando los labriegos alertados por penetrante olor nauseabundo descubrieron el vehículo Honda Civic azul, en una brecha. Dieron parte al comisario municipal del ejido Miguel Alemán, Lázaro Balán Noh, quien viajó a la cabecera municipal para reportar los hechos a las corporaciones policiacas y solicitar la presencia de personal ministerial de la Vicefiscalía para que revisaran el auto. Los agentes, peritos en criminología y personal del Servicio Médico Forense (Semefo) acudieron al sitio. Las llaves del vehículo fueron localizadas tiradas a un costado de la unidad, por lo que tras abrir la cajuela descubrieron los cadáveres, mismos que trasladaron al anfiteatro para la necropsia de ley. Hasta el momento se desconoce el calibre usado para acabar con la vida de estas dos personas, en tanto que las investigaciones prosiguen para esclarecer el móvil y atrapar a los autores.

CANDELARIA.– El cuerpo sin vida de dos personas del sexo masculino que habrían sido ejecutadas a balazos, fueron halladas en el interior de la cajuela de un vehículo azul abandonado en una brecha entre los ejidos El Chilar y El Pocito. Los presuntos asesinados fueron identificados como Juan Antonio Mosqueda Montalvo, de 36 años, originario de Mérida, Yucatán, y Juan Alonso Aguilar Muñoz, de 28, éste de nacionalidad guatemalteca. El hallazgo fue realizado la tarde de ayer por campesinos que pasaban por el lugar, debido al fuerte hedor, por lo que se presume llevaban varias horas de haber sido ultimados. Eran alrededor de las 15:00 horas cuando los labriegos alertados por penetrante olor nauseabundo descubrieron el vehículo Honda Civic azul, en una brecha. Dieron parte al comisario municipal del ejido Miguel Alemán, Lázaro Balán Noh, quien viajó a la cabecera municipal para reportar los hechos a las corporaciones policiacas y solicitar la presencia de personal ministerial de la Vicefiscalía para que revisaran el auto. Los agentes, peritos en criminología y personal del Servicio Médico Forense (Semefo) acudieron al sitio. Las llaves del vehículo fueron localizadas tiradas a un costado de la unidad, por lo que tras abrir la cajuela descubrieron los cadáveres, mismos que trasladaron al anfiteatro para la necropsia de ley. Hasta el momento se desconoce el calibre usado para acabar con la vida de estas dos personas, en tanto que las investigaciones prosiguen para esclarecer el móvil y atrapar a los autores.

0
Compartidos
Google+

QUINTANA ROO.– La noche del viernes pasado, el exboxeador originario de Ciudad del Carmen, Uriel “Bombardero” Barrera Santos, quien fungía como miembro del Sindicato Taxista “Tiburones del Caribe” en Tulum, Quintana Roo, fue ultimado por mafias vinculadas con el crimen organizado, quienes advirtieron a ese gremio no cruzar los linderos del vecino municipio de Solidaridad.

El expúgil carmelita es el primer miembro de dicho sindicato en ser asesinado este 2020, pero el tercero desde que mafias vinculadas con el crimen organizado advirtieron a la agrupación transportista no cruzar los linderos del vecino municipio de Solidaridad, además que han quemado seis taxis.

Versiones de lo sucedido señalan que al menos dos sicarios dispararon contra “El Bombardero” la noche del viernes, cuando conducía su unidad 456 sobre Calzada Puerto Maya y la avenida principal de Puerto Aventuras, municipio de Solidaridad.

El taxista, quien presuntamente transportaba a un familiar, fue auxiliado por paramédicos de una clínica privada y trasladado a un hospital de Playa del Carmen, pero en el camino falleció.

Barrera Santos hizo carrera como boxeador en Ciudad del Carmen, fue parte del gimnasio “Calderón”, que lo cobijó y llevó a las peleas que lo posicionaron en el ranking del pugilismo nacional.

Su último combate fue el 8 enero de 2017 en Latvia, Rusia, donde disputó el título  intercontinental ligero de la Organización Internacional de Boxeo (IBO), contra el ruso Fedor “Knockout Man” Papazov, en pelea por el campeonato intercontinental de peso ligero donde perdió por nocaut técnico, situación que lo orilló a dejar el boxeo.

Después de un año de este suceso, decidió irse a vivir a Tulum para dedicarse al negocio del transporte, ya que su papá había comprado unas concesiones y unas unidades, pero los conflictos con otra agrupación tuvieron este trágico desenlace.

Hasta el cierre de esta edición se desconocía si el cuerpo sería traído por sus familiares para los servicios funerarios.

Noticia anterior

Hallan dos cuerpos en cajuela de auto

Siguiente noticia

Detienen a licenciado por rapto de infante