Inicio»Policía»Golpiza entre ambulantes

Golpiza entre ambulantes

1
Compartidos
Google+

En ring de pelea a tres caídas sin límite de tiempo y de lucha mixta se convirtieron las calles del Centro Histórico, donde ayer se registró el tercer round de un par de matrimonios que luego de ser amigos se convirtieron en rivales, el saldo fue de un trío de sujetos asegurados, un lesionado y daños a un vehículo.

Los protagonistas de la lucha por “relevos” fueron comerciantes ambulantes del primer cuadro de la ciudad capital, quienes decidieron dirimir sus diferencias a puñetazos, patadas y picadas de ojo.

Los tres asegurados de este martes quedaron a disposición del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam), luego que dañaron un Ford, Fiesta negro con placas foráneas aparcado sobre la calle 53.

Mientras que los promotores de lucha libre y los mismos luchadores profesionales han tenido que salir a las calles sin máscaras y sin sus personajes para ganarse el pan de cada día, vendiendo o realizando otro oficio ante la contingencia sanitaria, en Campeche inició una secuela de “lucha libre callejera” desde el domingo 21 de junio.

TERCER ROUND

Los lazos de fraternidad que mantenían par de matrimonios sucumbieron ante los tiempos del Covid-19 y la amenaza de ley seca, que se convirtió en realidad ayer.

Por cuestiones personales, aparentemente el domingo pasado un sujeto golpeó a la esposa de su amigo, iniciando un revanchismo sin límites. Ese día se agarraron a golpes por primera vez.

El segundo round ocurrió el lunes 22 de junio sobre la Circuito Baluartes; tres fueron asegurados administrativamente en aquella ocasión. Ayer, cerca de las 11:30 horas sonó la campana que daba inició a la tan esperada batalla final. La tercera caída.

Par de sujetos, uno de ellos de complexión gruesa, defendieron su honor sobre la calle 53, entre 16 y 18 del Centro Histórico. En un “vale todo” se tiraron desde escupitajos, mentadas, puñetazos y patadas.

En medio de la refriega, la humanidad de uno de los “luchadores” fue aventada entre vehículos aparcados. Como si tratara de “David contra Goliat”, el pequeño luchador se recuperó y logró “cortar” a su rival, pese a que éste le sacaba ventaja en peso y altura.

La sangre de su enemigo salpicó el Fiesta, el cual también aboyaron. Tras varios segundos “los sementales” se cansaron y pasaron el relevo a las damas, “las felinas”, quienes desde la escarpa hicieron lo suyo ante decenas de peatones y las cámaras de seguridad.

Las apuestas iban de un lado a otro hasta que llegaron los guardianes del orden, la Policía Estatal Preventiva (PEP) de la sección turística, quienes aseguraron a los dos luchadores callejeros y a un supuesto “metiche”.

Ante los tres días de lucha callejera y al ser la Circuito Baluartes y la calle 53 el sitio de trabajo de los rijosos, comerciantes de la zona y algunos peatones se preguntaron ¿Habrá revancha?

Noticia anterior

Será gradual la reapertura de zonas arqueológicas: INAH

Siguiente noticia

Salvan vecinos a El Rojo del suicidio