Inicio»Policía»Reo impide lastimen a directora de penal

Reo impide lastimen a directora de penal

0
Compartidos
Google+

La directora del penal de San Francisco Kobén, María del Carmen Baeza Ramírez, fue salvada de morir o resultar lesionada por reo que se interpuso cuando un compañero le lanzó varias puñaladas la noche del pasado miércoles, minutos antes del amotinamiento.

Persona Privada de su Libertad (PPL) convalecía en el Hospital General de Especialidades “Dr. Javier Buenfil Osorio” con tres heridas en la quinta costilla, brazo y pierna, todos del costado izquierdo. Ayer lo trasladaron al área médica del Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Francisco Kobén.

El otro herido por golpes contusos es un elemento de la Policía Penitenciaria (PP), que se encuentra estable, aunque presuntamente perdió un dedo. Sin muertos.

Hasta el momento no hay información oficial al respecto por parte de la Secretaría de Seguridad Pública de Campeche (SSPCAM) que tiene a su cargo la administración de las cárceles estatales, sólo la breve entrevista de su titular Jorge del Jesús Argáez Uribe, quien confirmó el motín y la “amenaza” a la directora.

Hasta la tarde de ayer, en la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam) no había querella por los hechos violentos suscitados. Sobresalió que acudieron visitadores de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Campeche (Codhecam).

De acuerdo con fuentes no oficiales, la directora bajó al patio con cinco custodios a dar indicaciones a los internos sobre las nuevas medidas.

Para entonces ya la esperaban cerca de 100 reclusos, quienes días antes manifestaron su inconformidad por la falta de comida y servicio médico.

Al llegar la funcionaria, uno de ellos se le abalanzó con el arma de fabricación penitenciaria, sin embargo, una de las PPL que la acompañaba la protegió y recibió las estocadas. Todo en cuestión de segundos.

Hubo intercambio de golpes y pedradas. Los PP resguardaron a Baeza Ramírez y corrieron a un templo, donde se atrincheraron para pedir apoyo.

Cerca de 300 efectivos de la Policía Estatal (PE), de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), del Ejército Mexicano y la Guardia Nacional (GN), estuvieron apostados a las afueras del penal.

Los presidiarios cercaron el templo y exigían que regresara la anterior directora, Virginia Cáliz Alonzo. Pretendieron quemar un colchón, el cual fue apagado.

Era tensa la calma ayer. Afuera del reclusorio permanecen aún los policías estatales con equipo antimotín. Las visitas continuaron de manera rutinaria.

En una manta en el interior del Cereso exigen el cambio de directora, por incautarles herramientas de trabajo, además demandan remuneración, tres comidas al día y acceso a las visitas conyugales.

Noticia anterior

Detectan 4 casos de cáncer de mama

Siguiente noticia

Electrocuta en Las Américas