Inicio»Policía»Elemento de las Fuerzas Armadas estaría implicado en el asesinato de La Pachanga

Elemento de las Fuerzas Armadas estaría implicado en el asesinato de La Pachanga

1
Compartidos
Google+

Personal de las Fuerzas Armadas estaría implicado en el asesinato de A.A.B. (a) “La Pachanga”; el arma con el que lo ultimaron fue encontrado y asegurado en la Ampliación Esperanza. No hay arrestados.

Sujeto estuvo como portador de datos y dentro de las líneas de investigación se hace referencia a un militar o naval apodado El Tayson, como el autor material del crimen.

Fuentes no oficiales señalaron que familiares buscan venganza, así que vecinos de la Esperanza y Ampliación Esperanza temen brote de violencia ante la cacería del homicida y los implicados.

Hasta el momento, la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam) no ha brindado información al respecto; guarda hermetismo y violenta el derecho de acceso a la información.

Tras la muerte de A.A.B. durante la madrugada del jueves, el personal de la Vicefiscalía General para la Atención de Delitos de Alto Impacto, de la Fgecam, tomó las pesquisas.

Por la tarde, en predio de la calle Marañón —cerca del sitio donde mataron a A.A.B.— de la Ampliación Esperanza, se reportó el hallazgo de cuchillo “cebollero” con manchas de sangre entre la maleza del patio. El propietario fue quien reportó y dejó que el personal ministerial procesara la escena y levantara el indicio.

Las diligencias generaron el cierre de la vialidad por parte de la Policía Estatal (PE) y del personal de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), quienes lo llevaron al Ministerio Público.

Para entonces, las indagaciones apuntaban a efectivos militares, primero trascendió que eran de la Secretaría de Marina, Armada de México (Semar) y luego de las fuerzas castrenses. Nada fue confirmado.

Del móvil poco se sabe al respecto, por lo pronto continúan las tres hipótesis al respecto, robo, ajuste de cuentas y riña.

Noticia anterior

Lincharon a La Zarigüeya por robo

Siguiente noticia

Abaten a ocho en Culiacán