Inicio»Policía»Interno presentaba huellas de violencia

Interno presentaba huellas de violencia

1
Compartidos
Google+

En menos de cinco días se registraron dos intentos de fuga del penal de San Francisco Kobén, el último fue I. del J.S.E., quien presuntamente murió asfixiado ante el peso de las láminas del techo por donde pretendía salir, aunque su cuerpo presentaba huellas de violencia.

Fuentes cercanas a los familiares del interno de aproximadamente 40 años, (a) “El Chispa”, revelaron que el cadáver tenía golpes en diversas partes y signos de tortura; además de que el imputado por robo simple —había sido sujeto a la medida cautelar de prisión preventiva justificada ante el historial delictivo con que contaba— estaba por recobrar su libertad.

La incertidumbre creció en los parientes del hoy occiso ante las contradicciones de las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Campeche (SSPCAM), penitenciarias y de la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam), así que creen que el deceso fue por homcidio.

  1. del J.S.E. fue encontrado cerca de las cuatro de la madrugada del domingo 8 de noviembre; aparentemente estaba en el techo de la galera, cerca del segundo acceso a la cárcel estatal.

Los primeros reportes indicaron que intentó escapar por donde días antes otra Persona Privada de su Libertad (PPL) pretendió hacerlo, pero fue descubierto y lo mandaron al área de castigo, mientras que en la zona se reforzó la vigilancia.

Una de las versiones no oficiales señaló que El Chispa estaba drogado y habría quedado atorado entre las láminas que alcanzó a levantar aunque no lo suficiente, lo cual le oprimió el pecho y provocó que perdiera la vida.

La otra, es que I. del J.S.E. habría sido sorprendido cuando se fugaba. El personal de la Policía Penitenciaria (PP) lo bajó y lo habrían golpeado hasta ocasionarle la muerte.

Noticia anterior

Más de 200 mp en robo violento

Siguiente noticia

Lidera entidad casos de enfermedades diarreicas