Inicio»Policía»Se va por la puerta de atrás

Se va por la puerta de atrás

1
Compartidos
Google+

Acéfala se encuentra la Delegación de la Fiscalía General de la República (FGR) en Campeche desde el jueves 31 de diciembre de 2020, al renunciar  Carmelo Marcos González, quien fungió como encargado a partir del 15 de octubre de 2019.

La dimisión del funcionario federal se llevó a cabo en plena secrecía y en medio de acusaciones por abuso y acoso laboral y sexual ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

No es la primera ocasión que Marcos González es señalado de violaciones a derechos humanos. Hace más de nueve años, según informes oficiales de la CNDH, fueron presentadas quejas en su contra durante su paso en las procuradurías de Nuevo León, Baja California y San Luis Potosí.

De acuerdo con fuentes no oficiales, el personal administrativo de la Delegación de la FGR en Campeche regresó a laborar el lunes cuatro de enero y se encontró con la sorpresa de que el encargado había dejado el cargo desde hacía cuatro días.

El paso de Marcos González ocurrió en medio de constantes quejas por las falta de interés en adquirir insumos de protección, además de acatar las medidas de prevención para el personal ante la contingencia sanitaria por el Covid-19.

Marcos González había quedado como encargado —sin nombramiento— al renunciar el delegado Daniel Agustín García Leal, quien estuvo al frente de la FGR por 11 meses.

Noticia anterior

Justifica S.O.S. fallas en recolecta

Siguiente noticia

Destruye camión caseta de cobro