Tribuna Campeche

Diario Independiente

Sobreviven cinco a colisión frontal

Da click para más información

La colisión frontal de vehículo y taxi, cuyo responsable manejaba a exceso de velocidad, dejó saldo de cinco lesionados y pérdidas materiales por más de medio millón de pesos sobre la avenida costera Pedro Sáinz de Baranda, a la altura del Fraccionamiento Palmas III.

Eran las 19:30 horas cuando dos sujetos a bordo del automotor Nissan Versa gris, placas DKC-73-04 del Estado, transitaban sobre la costera con dirección de Imí Uno hacia el malecón de la ciudad.

 

Antes del cruce de la calle Caleta, el guiador del Versa gris talló el costado izquierdo de una camioneta blanca, giró el volante y se estrelló contra el camellón y dos palmeras.

Tras pasar a los carriles de sentido contrario, el Versa gris se estrelló de frente contra el taxi Nissan Versa número económico 397 de la agrupación Pegaso, y placas 78-15-BFB del Estado, donde el chofer llevaba a dos pasajeras, entre ellas una de 16 años.

Debido al impacto, el Versa gris salió proyectado y acabó montado sobre el camellón convertido en chatarra, despedazado de la facia, faros delanteros, parrilla, parte del motor, del eje de las llantas, con el parabrisas roto y desprendido, y dentro quedaron heridos los dos tripulantes.

 

En cuanto al taxista, quedó prensado y con las dos damas severamente golpeadas, mientras su auto acabó despedazado del frente, con el motor inservible, y daños en facia, faros, salpicaderas, capirote y parabrisas.

 

Al sitio llegaron vecinos y taxistas para auxiliar a su compañero herido, así como agentes de Vialidad y bomberos de Protección Civil, quienes lograron sacarlo del taxi.

Los cinco heridos fueron trasladados por paramédicos de la Cruz Roja y Secretaría de Salud, a los hospitales del Seguro Social y al “Dr. Javier Buenfil Osorio”.

Durante tres horas oficiales cerraron el tránsito vehicular en la avenida Pedro Sáinz de Baranda, y desviaron a automovilistas hacia la carretera antigua a Hampolol. Poco después las unidades fueron trasladadas al corralón.