Inicio»Policía»Por no poder tender la cama lo mata a golpes

Por no poder tender la cama lo mata a golpes

0
Compartidos
Google+

MONTERREY, NL. (El Universal).— Juan Carlos “N”, de 29 años, ingresó al centro de reinserción social de Apodaca, acusado de privar de la vida a golpes al niño M.V.H., de cuatro años de edad, hijo de su pareja, porque el menor no supo “tender la cama”.

Según la autopsia, el niño sufrió contusión profunda de tórax y abdomen.

La Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, a través de la Subdirección de Investigación de Homicidios de la Agencia Estatal de Investigaciones, dio cumplimiento a una orden de aprehensión en contra del mencionado sujeto, por los delitos de homicidio calificado y violencia familiar.

La detención de Juan Carlos “N”, se llevó a cabo el lunes doce de abril en avenida Las Torres cruz con la calle Cerámica, en la colonia Parque Industrial Escobedo, en el municipio de Escobedo, Nuevo León.

Posteriormente fue internado en el Centro de Reinserción Social No.2 del Estado, que se localiza en el kilómetro 15 de carretera a Salinas Victoria, en el municipio de Apodaca.

A Juan Carlos se le considera probable responsable de la muerte violenta de M.V.H., de cuatro años de edad, según hechos reportados el diez de abril a las 14:17 horas, desde las instalaciones de la Clínica Municipal, ubicada en el centro de Salinas Victoria, Nuevo León, a donde el menor fue trasladado para su atención de las lesiones que le propinó la pareja de su madre.

Según las investigaciones de los agentes ministeriales y por versiones recabadas de testigos, desde principios de marzo, el detenido ejercía violencia física en contra de los menores M.V.H, de cuatro y H.J.V.H, de cinco años de edad y en contra de la madre de los niños, con quien vivía en unión libre, en un domicilio de la calle Maestranza 219, edificio E, departamento 301, de la colonia Los Pilares, en Salinas Victoria.

Juan Carlos “N” golpeaba a los niños porque no hacían las cosas como quería, y arremetía también contra la madre de los menores, al intervenir en su defensa. Una de las agresiones ocurrió el pasado seis de abril, aproximadamente a las 20:00 horas, cuando el investigado golpeó a M.V.H, supuestamente no quería comer y “no traía las chanclas bien puestas”.

Noticia anterior

Destroza auto en periférico

Siguiente noticia

Arde bodega de leña; niños lo provocaron