Tribuna Campeche

Diario Independiente

Aplanadora se va de reversa; le ganó peso

Da click para más información

Durante la noche del miércoles pasado ocurrieron par de accidentes, en Colonial Campeche y la avenida Álvaro Obregón, donde aplanadora estuvo a punto de volcar tras deslizarse en reversa la grúa que lo arrastraba, mientras que en las inmediaciones de la gasolinera de Santa Lucía derraparon seis motociclistas por diésel regado.

Personal de la Dirección de Vialidad tomó conocimiento de los dos accidentes; personal de bomberos vertió polvo químico por cerca de 200 metros de la avenida Álvaro Obregón.

El primer hecho ocurrió cerca de las 20:30 horas del miércoles 12 de mayo, cuando un hombre conducía la grúa de la empresa “Opiochén”, con número económico 1 y placas YS-9216-C de Yucatán.

La grúa arrastraba un remolque en el que llevaba una aplanadora; transitaba sobre la avenida Baja Velocidad de Colonial Campeche, donde pretendía subir el cerro, cuando a la altura de la calle Edzná empezó a deslizarse hacia atrás.

El peso de la aplanadora le ganó a la máquina y empezó a irse en reversa. El remolque montó parte de la banqueta, chocó contra un árbol que detuvo su deslizamiento y ladeó sobre el costado derecho, al igual que la aplanadora que llevaba encima.

El carril permaneció cerrado por casi dos horas por el personal de la Dirección de Vialidad, mientras que empleados de la empresa yucateca realizaban maniobras para colocar el remolque y aplanadora sobre la carpeta asfáltica.

Más tarde, cerca de las 23:00 horas los elementos de la Dirección de Vialidad cerraron parte de la avenida Álvaro Obregón, desde la calle “Dos Piedras” hasta la estación de servicios, debido a que un camión había pasado y dejó rastro de diésel regado.

El combustóleo generó que, al menos, seis motociclistas terminaran derrapando; los conductores sufrieron lesiones leves.

El carril permaneció cerrado por casi 45 minutos, en lo que llegaban bomberos y estos vertían polvo químico y tierra sobre la carpeta asfáltica para cubrir el combustóleo que era un peligro latente para automovilistas y motociclistas.