Inicio»Policía»Persecución en Imí tras intento de robo a taxista; ladrón escapa

Persecución en Imí tras intento de robo a taxista; ladrón escapa

0
Compartidos
Google+

Intensa búsqueda y persecución se implementó ayer en la tarde en Imí tras el intento de robo violento a mujer taxista, a quien le colocaron cuchillo en el cuello y de la que se “apiadó” el ladrón al verla llorar. No hubo detenidos.

El delincuente decidió no robarle los únicos 100 pesos que tenía la conductora del taxi, luego de que la fémina sufrió una crisis nerviosa. El ladrón huyó internándose en el monte.

A la búsqueda del ladrón estuvieron elementos de la Policía Estatal (PE), de la Dirección de Vialidad y decenas de taxistas.

Los hechos ocurrieron cerca de las 15:45 horas de este lunes, cuando N.A.S. conducía el Chevrolet Beat color rojo, de la agrupación “Águilas”, con número económico TX-185 y placas de circulación 1644-BFC del Estado.

Acababa de agarrar el turno de la tarde y llevaba a su compañera —de la mañana— a su predio, ubicado en la carretera antigua a Hampolol. Tras dejarla, a la altura de la “mielera” un joven de entre 20 y 30 años, con pantalón caqui, playera negra y bulto le hizo señas para que se detuviera.

El tipo le pidió que lo llevara a Imí II. Le preguntó cuanto sería y la fémina le informó que eran 40 pesos. De inmediato subió a los asientos de atrás y se enfilaron hacia su destino.

En el trayecto el tipo le hizo plática. Al llegar el sujeto le hizo ir y venir entre Imí III y II. El tipo afirmaba que no recordaba la calle. N.A.S. le indicó que le cobraría 45 pesos por estar recorriendo la zona y haber llegado hasta Imí III.

Al estar en una zona despoblada el sujeto vio la oportunidad. Le rodeó el cuello con uno de sus brazos y luego le colocó un cuchillo. Le ordenó que le diera todo el dinero que tenía.

La mujer le contestó que apenas estaba entrandoal turno y solamente tenía 100 pesos, los cuales le entregó para que se fuera. Luego se puso nerviosa y empezó a llorar.

“La verdad me puse a llorar, porque no era justo que uno sale a trabajar por mi hija enferma y pase esto”, refirió más tarde la propia taxista. El ladrón se conmovió y le devolvió los 100 pesos. Solamente le ordenó que lo llevara a una zona poblada y que le diera para su camión.

La taxista se enfiló a la Carretera del Golfo. Dejó al delincuente, quien antes de empezar a caminar le pidió que no lo reportara. N.A.S. vio pasar a una patrulla de la PE. Les llamó y estos no le hicieron caso.

Continuó avanzando hacia la zona centro hasta que se encontró con otros de sus compañeros. Llegaron los taxistas, quienes dieron la alerta al número de emergencias del C-5.

Noticia anterior

Macheteado por “amigo”

Siguiente noticia

Cae de la moto y se fractura una pierna