Inicio»Policía»Celos, el móvil de triple feminicidio

Celos, el móvil de triple feminicidio

7
Compartidos
Google+

Los celos habrían sido el móvil por el que Alex Javier Hernández Zavala asesinó a su expareja y a las dos hijas de esta, en residencial San Francisco para luego intentar ocultar los cuerpos en una fosa clandestina, al interior del local “Los Sauces”, de Chiná, Campeche.

Fuentes no oficiales revelaron que el tercer implicado en el triple feminicidio es una mujer —la actual pareja de Alex Javier—, quien se encuentra prófuga al contar con orden de aprehensión, misma que tenía su domicilio en Lerma, Campeche, donde era relacionada con la venta de estupefacientes.

Ella es hermana de M.G.C.C., quien aguarda a que le determinen su situación jurídica, al interior del penal de San Francisco Kobén. Ambas tenían su domicilio en Lerma, Campeche, y la primera laboraba como mesera.

La audiencia inicial se realizó el jueves 23 de septiembre, a partir de las 10 de la mañana y concluyó siete horas y media después, en la que Alex Javier confesó el delito, una vez que fue vinculado a proceso, afirmando que actuó solo.

Destacó que cometió el triple asesinato  —de R.G.A.R. y sus hijas, Z.J.MA. y R.A.M.A, de 13 y 11 años de edad, respectivamente—, al interior del predio de la víctima, en Residencial San Francisco, para después meter los cuerpos en un vehículo y llegar a “Los Sauces”.

La Fgecam confirmó más tarde que fue al interior de la vivienda, el departamento de Residencial San Francisco, donde las asesinó para después arrojar a una fosa clandestina los cadáveres.

 

LO HUNDE TESTIGO

A pesar de que declaró que actuó solo en la comisión de los asesinatos y la desaparición forzada de personas, un testigo fue clave para señalar la implicación de las dos mujeres, cuando estas presuntamente lo ayudaron a cargar y deshacerse de los cuerpos.

Al confesar la comisión de los delitos obtuvo una pena de 80 años de cárcel, durante la misma audiencia inicial.

Por su parte, la fémina M.G.C.C., quien fue detenida con Alex Javier, durante la misma audiencia solicitó la ampliación del término constitucional. Hasta el lunes 27 de septiembre le definirán su situación jurídica.

De acuerdo a la carpeta judicial 63/21-2021, la fémina también enfrenta cargos por feminicidio y desaparición forzada de personas cometido por particulares, por las que podría alcanzar una pena superior a los 215 años de cárcel en caso de llegar a juicio oral y ser encontrada culpable.

Madre e hijas fueron reportadas como no localizadas desde el domingo 12 de septiembre, cuando la mamá tuvo comunicación con ella por última vez. Fue hasta el lunes 20 de septiembre que rescataron los cuerpos en Chiná, Campeche.

Noticia anterior

Vacunación a menores no debe ser sectorizado

Siguiente noticia

Familiares, satisfechos con sentencia