Inicio»Policía»Implicada menor en muerte y rapto

Implicada menor en muerte y rapto

0
Compartidos
Google+

Adolescente de 16 años fue implicada y vinculada a proceso junto con su pareja sentimental M.B.R. —adulto—, por el asesinato de B.A.R., cuyo cuerpo fue hallado el domingo pasado tras estar desaparecida por dos días con sus hijas pequeñas, en Candelaria.

Ambos fueron vinculados a proceso por feminicidio y desaparición forzada de personas cometida por particulares; a M.B.R. le imputaron también violación equiparada. Por estos tres ilícitos —solamente él— podría alcanzar una pena mínima de 76 años de prisión y una máxima de 135, de ser encontrado culpable.

Lo anterior de acuerdo al Código Penal del Estado de Campeche (CPE), en sus artículos 160, por feminicidio, y 161 y 162 por violación equiparada, así como de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, en su artículo 37.

En caso de confesar los cargos en audiencia de Procedimiento Abreviado (PA), la penalidad contra M.B.R. sería menor, beneficio que le otorgaría el Ministerio Público.

La adolescente, E.A.M.Z., de ser encontrada culpable de los dos cargos enfrentaría una pena máxima de cinco años de internamiento, de acuerdo al Sistema de Justicia Penal Especializado para Adolescentes.

M.B.R. fue enviado al Centro Penitenciario de San Francisco Kobén, bajo prisión preventiva oficiosa; la adolescente por tres meses al Centro de Seguimiento y Supervisión de Medidas de Sanción Privativas de la Libertad (CSSMSPL) de Kila, Lerma.

De acuerdo a lo integrado en la carpeta judicial 106/21-2022, la audiencia inicial se llevó a cabo a partir de las 15:30 horas del miércoles 10 de noviembre, casi a la par; la menor fue presentada ante el juez Especializado en Justicia para Adolescentes y el adulto al juzgador de Control.

Las diligencias judiciales dilataron ante el debate entre la defensa y el Ministerio; concluyeron a las 21:15 horas.

La adolescente y M.B.R. fueron asegurados el domingo 7 de noviembre, cuando pobladores del Mirador, Candelaria lincharon al sujeto que pretendía continuar huyendo con las niñas.

Los pobladores fueron alertados por la pareja sentimental de M.B.R., quien relató lo que había ocurrido a las 13:00 horas del viernes 5 de noviembre, en el rancho El Corita de B.A.R., quien se encontraba con sus dos hijas de cinco y siete años.

El rancho está situado en el ejido Francisco J. Mujica de Candelaria, donde M.B.R. era el encargado. B.A.R. descubrió que éste presuntamente le robaba, por lo que le reclamó.

La fémina recibió un machetazo en el cuello, perdiendo la vida de manera instantánea; el cuerpo fue arrojado a un pozo y cubierto de tierra. En esos momentos llegó la adolescente con las dos hijas de la víctima.

M.B.R. le contó del asesinato, por lo que ambos huyeron y se estuvieron escondiendo con las niñas en comunidades de Candelaria y Guatemala; se transportaban en un Chevrolet, Sonic, de color gris propiedad de la víctima.

En ese tiempo, las infantas fueron violadas hasta que el domingo pasado, la adolescente decidió confesar lo ocurrido y mandar a las niñas en un taxi a la ciudad de Candelaria.

Ese día, ambos quedaron a disposición de la autoridad ministerial y fue hasta el miércoles 10 de noviembre que les cumplimentaron orden de aprehensión para llevarlos ante los jueces de Control.

Noticia anterior

Aumenta solicitud de viviendas

Siguiente noticia

Arden 11 casas en la Emiliano Zapata Sur 3