Inicio»App»Continúan los abusos de municipales

Continúan los abusos de municipales

0
Compartidos
Google+

PREPARATORIANO FUE GOLPEADO, DETENIDO Y AMENAZADO

ESCÁRCEGA.— Con lujo de violencia fue bajado un joven por elementos municipales de una camioneta estacionada, el argumento que le señalaron es porque lo reportaron como sospechoso, pero no le encontraron nada irregular y aun así lo golpearon, detuvieron y aseguraron la unidad, además, al ser liberado no le entregaron sus pertenencias, así como dinero, y sería denunciado por agresión a un elemento policiaco.

De acuerdo al afectado, Francisco Beruma González de 19 años de edad, originario del ejido Abelardo L. Rodríguez, conocido como El Jobal del Municipio de Carmen, constantemente viene a Escárcega ya que estudia su prepa abierta, juega en un equipo de fútbol y visita a su novia.

Detalló que el domingo pasado alrededor de las 19:00 horas, se encontraba a bordo de su camioneta que estaba aparcada frente al domicilio de su novia ubicado en la calle 71 por 22 de la colonia Unidad, Esfuerzo y Trabajo 1, con quien platicaba, cuando llegaron dos patrullas con unos siete elementos de la Secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana.

Se dirigieron hacia él y el agente policíaco que identifica como José Alejandro Alcocer Quiab, conocido como “La Lesha”, le preguntó qué estaba haciendo y le dijo que platicando con su novia.

El oficial le solicitó sus documentos, constando que estaban en orden y seguidamente le replicó que se bajara de la camioneta, ya que habían reportado que estaba en el sector de manera sospechosa.

El joven le dijo que no tenía por qué bajarse, lo que molestó al policía y ante la presencia de su pretendiente, a la fuerza con sus compañeros lo bajaron y al ver la agresividad les indicó que se calmaran ya que no iba poner resistencia y aun así lo subieron a la patrulla y lo golpearon, mientras que la unidad fue revisada sin encontrar nada.

El estudiante fue trasladado a los separos del Complejo de Seguridad Pública, en donde Alcocer Quiab lo amenazó de que si decía algo lo iba a turnar a la Vicefiscalía, ya que según le había lastimado la mano, cuando fue el mismo al golpearlo.

En varias ocasiones pidió hablar con el comandante José Román Trejo Briceño, pero no quisieron, sin darme cuenta que se paseaba en los separos, pues al salir logre identificarlo, además de que su foto está en las redes sociales.

“En la celda en donde me encerraron había otra persona con signos de violencia, y horas después de mi detención, el papá de mi novia me trajo comida, incluso hablé con él y me lo dijo, pero no me la dieron”, aclaró.

“Tampoco aparecieron mil pesos que había en mi cartera, ni mis lentes, ni mi gorra y una mochila en donde tenía mis libretas, lapiceros, tacos y traje de fútbol”.

Noticia anterior

Agredido por su hermano

Siguiente noticia

Conductor impacta y da muerte a motorista

No hay comentarios

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *