Tribuna Campeche

Diario Independiente

Chocan volquetes del Tren Maya

Da click para más información

PÉRDIDAS MATERIALES POR MÁS DE UN MILLÓN DE PESOS Y UNA LESIONADA, EL SALDO

Tres volquetes de la obra del Tren Maya colisionaron luego que uno de los conductores se detuvo para auxiliar a automovilista que fue proyectada contra el muro de contención en el periférico Pablo García I. Montilla. Pérdidas materiales por más de un millón de pesos.

Cerca de las 14:00 horas de ayer, mujer al volante del Chevrolet, Beat, color rojo, con placas DJS-67-83 del Estado, bajaba el puente del periférico que pasa por encima del crucero de la avenida Pedro Sáinz de Baranda con dirección de la carretera Campeche-Mérida a la ciudad capital.

De repente, el carro fue embestido por la izquierda por el Mitsubishi, Lancer, gris, cuyo guiador salió de Imí II y escapó.

Como resultado, luego de cruzar los dos carriles de circulación de la derecha, el auto se estampó contra la estructura de concreto para quedar hecho pedazos de la facia y faros delanteros, con abolladuras en salpicaderas y capirote, descuadrado de la salpicadera izquierda de la cajuela, además se le activaron las bolsas de aire del tablero.

Afortunadamente la fémina resultó con lesiones leves en el cuello y espalda, así que el chofer del Freightliner rojo, con matrícula 63-AS-3F del Servicio Público Federal, cargado de polvo de piedra, se bajó para ayudarla.

En ese momento, por la izquierda se le incrustó el Kenworth blanco, con numeral 2-WKA-224 de Tabasco, cuyo operador bajaba a exceso de velocidad, y por si fuera poco, también lo chocó el Freightliner rojo, con placas YN-8079-B de Yucatán, que de igual manera, el transportista bajaba con material de embutido para el proyecto federal.

Afortunadamente los tres volqueteros salieron ilesos, al quedar más destrozado el tercer volteo tanto del motor como del capirote al escurrirse el aceite, además de desprenderse la puerta de descarga de la caja y las piedras con la tierra que ocasionaron daños al camellón, además de destruirse parte de la infraestrutura vial que evitó que cayeran a la calle a desnivel de ImI III.

Al lugar se movilizaron los efectivos de la Guardia Nacional que cerraron el paso vehicular para desviarlo hacia Imí III, mientras que la lastimada fue valorada por los paramédicos de la ambulancia de servicio particular.

Cerca de cuatro horas después, las unidades motrices fueron retiradas con grúas para el deslinde de responsabilidades ante las instancias ministeriales.