Tribuna Campeche

Diario Independiente

Fallece, baleado en la Miguel Hidalgo

Sin detenidos; investiga Vicefiscalía General para Delitos de Alto Impacto

J.A.R.J., de 25 años, falleció tras ser baleado en la colonia Ampliación Miguel Hidalgo, la noche del viernes pasado. La ejecución es investigada por el personal de la Vicefiscalía General para la Atención de Delitos de Alto Impacto de la Fiscalía del Estado.

Dentro de las líneas de investigación por la ejecución se encuentra la venta de narcóticos. Hasta el momento, la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam) y la Secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC) no han brindado información.

De los sicarios se informó que llegaron en un Chevrolet, Chevy de color rojo y/o azul y en una motocicleta. No hay personas aseguradas pese a que la SPSC montó dispositivo tras el asesinato al estilo sicarial.

J.A.R.J., presuntamente falleció cerca de las 23:30 horas, tras ser ingresado al Hospital General de Especialidades “Dr. Javier Buenfil Osorio”, pero fue hasta las cuatro de la mañana de ayer que reportaron su muerte al Ministerio Público.

Personal de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), del Instituto de Servicios Periciales y del Servicio Médico Forense (Semefo) acudieron al sanatorio a levantar el cuerpo.

No fue revelada la causa de la muerte, pero fuentes no oficiales indicaron que sufrió de paro respiratorio a consecuencia de los tres disparos que recibió en el cuerpo. El sujeto era padre de familia.

Fue baleado cerca de las 19:10 horas del viernes 28 de abril, cuando sujetos en un vehículo particular y en una motocicleta le dieron alcance en la calle Vicente Guerrero, entre Melchor Ocampo y Guadalupe de la Ampliación Miguel Hidalgo.

Al verlo abrieron fuego en su contra para después huir. El joven quedó tirado tras recibir tres impactos de bala, agonizó hasta la llegada del personal paramédico, que lo canalizó al sanatorio, donde cerca de cinco horas después falleció.

En la escena del crimen, personal de la AEI y del Instituto de Servicios Periciales levantaron alrededor de tres casquillos percutidos, pero otras fuentes revelaron que fueron más de diferentes calibres, entre ellas nueve milímetros.