Tribuna Campeche

Diario Independiente

Investigan abuso de elementos policiacos

Presuntamente confundieron a ciudadanos con sicarios de taquero

Ante la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción del Estado de Campeche (Feccecam) fueron denunciados elementos de la Policía Estatal (PE) de la Unidad de Reacción Inmediata (URI), por abuso de autoridad, lesiones, privación ilegal de la libertad y robo, luego de que presuntamente interceptaron con armas de fuego a A.A.J.M., cuando los oficiales lo confundieron al buscar a los asesinos del ayudante de taquero, ultimado el domingo 26 de noviembre.
A.A.J.M., de 24 años, fue privado de su libertad, golpeado y lesionado para que posteriormente lo dejaran en libertad, al confundir simplemente su vehículo con el que emplearon los sicarios.
La querella quedó integrada en la carpeta de investigación C.I./180-2023/Feccecam con fecha 27 de noviembre de 2023, en el que se destaca el robo de 9 mil 100 pesos, un teléfono celular y lentes de sol.
En redes sociales fue difundido el video en el que lo rodearon para bajarlo de su vehículo que, presuntamente coincidía con el reportado en el que habrían huido los sicarios que ejecutaron al ayudante de taquero del puesto “El Cirujano”.
La denuncia también fue presentada ante la Dirección de Asuntos Internos de la Secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC) y acudiría a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Campeche (Codhecam).
El afectado informó que el domingo 26 de noviembre, conducía su vehículo Kia de color blanco sobre la calle 6 de Samulá, se dirigía con su hermano a su domicilio tras realizar el corte de caja de sus dos lavaderos de vehículos, cuando les dieron alcance un grupo de elementos de la PE a bordo de diversas patrullas.
A.A.J.M. se enteró posteriormente que estos oficiales pertenecían al grupo de URI de la SPSC. Le cerraron el paso, los agentes descendieron y lo encañonaron con sus armas largas y con insultos y gritos los obligaron a abrir la puerta y bajarse.
Sin darle explicación los despojaron de su chamarra y camisa para quedar con pantalón, los tiraron al suelo y luego los sentaron en la banqueta mientras revisaban su vehículo.
Acto seguido, los abordaron en las patrullas 555 y 569 para su traslado a la SPSC y en el trayecto los iban pateando en la espalda y en el abdomen; estuvieron privados de su libertad de manera ilegal por siete horas.
Les practicaron la prueba de rodizonato de sodio. Al salir negativo, le acusaron de conducir en estado de ebriedad, por lo que la sanción era el arresto y el envío de su vehículo al corralón con un costo de más de cinco mil pesos.
Tras ser liberado y recuperar el automotor notó que del dinero que tenía solamente quedaron 700 pesos.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!