Tribuna Campeche

Diario Independiente

Acusan de robo a elementos de la PE

En revisión se llevaron 100 mil pesos, asegura empresario

“Se me hizo fácil bajar para cooperar, pero no pensé que era una especie de distractor para robarme”, refirió Julio César Ortiz Lara, quien denunció a elementos de la Policía Estatal (PE) por el robo de más de 100 mil pesos, entre dinero en efectivo, joyas y perfumes, la madrugada de ayer en la Unidad Habitacional Fidel Velázquez, durante la revisión de su documentación.
El atraco fue denunciado ante la Dirección de Asuntos Internos de la Secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC), el Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam), y acudiría a la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción del Estado de Campeche (Feccecam).
El afectado denunció a los dos elementos de la PE de la patrulla PE-460, a quienes acusó de sacar de su maleta de metal entre 80 y 90 mil pesos, además de dos perfumes y una esclava de oro.
Los hechos ocurrieron cerca de las 04:05 horas de este sábado, cuando transitaba en su camioneta por Fidel Velázquez. Iba a su domicilio tras laborar.
Le marcaron el alto. “Me solicitan mis documentos del vehículo. Me piden que salga de mi camioneta para hacer una revisión, lo hice para colaborar porque no iba con alcohol, no llevaba armas ni droga, no tenía nada que temer”.
El empresario afirmó que cooperó aún cuando sabe que no está obligado a bajar del vehículo. “Cuando me salgo otro de los patrulleros empieza a meterse a mi camioneta y empieza a revolotear. Me dijeron que era una revisión de rutina”, refirió.
“No tenía ni armas, ni alcohol ni nada, pues dije que no tenía ningún problema, no tenía nada que ocultar y empecé a dejar que lo hicieran. Accedí a la petición para no tener ningún problema”.
Aseguró que mientras uno de los policías lo distraía, el otro revisó el interior de la extensión de su propiedad —vehículo— y sacó lo que iba a ser el aguinaldo de sus trabajadores, ahorros y dinero que iba a emplear para otros pagos, además de su esclava de oro y perfumes.
“Cuando volteo y le digo, oye donde está mi dinero, un oficial le dice al otro, vamos, vamos, se suben a la camioneta y huyen. Los empiezo a seguir, se meten a las calles de Imí y en ese momento mejor decido llamar al 911 para hacer mi denuncia”.
Informó que llegó personal de Asuntos Internos, pero estos no hicieron nada por llamar y ubicar a los agentes policiacos para encararlos, lo cual se le hizo raro. Ya por la mañana del sábado acudió a la SPSC.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!