Tribuna Campeche

Diario Independiente

Las instalaciones de Pemex son una bomba de tiempo: López Figueroa

Da click para más información

Directivos de Petróleos Mexicanos (Pemex), han convertido las instalaciones en una bomba de tiempo por la cancelación de plazas, su incapacidad y falta de conocimientos, así lo señaló, Pablo López Figueroa, presidente del Consejo de Vigilancia y Fiscalización de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTyPP).

Al señalar durante la sesión del Consejo Consultivo de ese organismo que la demanda de equipo de protección personal que llevan a cabo los trabajadores manuales de la empresa es justa, ya que se les entregan insumos de muy mala calidad, dijo que Pemex incumple con lo establecido en el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), por lo que apoyan la lucha que llevan a cabo los trabajadores, ya que en el caso de los técnicos y profesionistas, no pueden permitir el ingreso de esos si no cumplen con las especificaciones necesarias en los equipos de protección personal.

Precisó que la demanda de los trabajadores sobre la falta de equipo de protección personal y la mala calidad de los mismos, también la padecen los profesionistas que laboran en Pemex, pues se ha visto que los insumos que les entregan en un mes se despedazan.

El dirigente de la UNTyPP dijo no entender la interpretación que los administradores de Pemex y del Consejo de Administración le da a la austeridad republicana, “ellos piensan que al quitar y cancelar plazas, van a hacer un ahorro, cuando se ha visto todo lo contrario, ya que en muchos casos se han generado accidentes, al desconocer el trabajo de la industria petrolera para tomar las decisiones de este tipo”.

Detalló que es necesario que recorran las instalaciones para que entiendan, que por ejemplo, un solo ingeniero para dar cobertura a toda la plataforma Akal C es una locura, por las grandes distancias que se tienen que recorrer.

“Las consecuencias de su incapacidad y de su ineficiencia las hemos vivido con los accidentes que se han presentado, al convertirse las instalaciones petroleras en una bomba de tiempo, porque no tienen la capacidad de ver cómo se resuelve un riesgo de trabajo en ellas”, refirió.

Asimismo, comentó que quitan plazas, aun cuando esas se encuentran autorizadas en el Presupuesto de Egresos, y de esta manera aumentan los riesgos de trabajo de manera exponencial.