Inicio»App»Gobernadora sólo siembra conflictos

Gobernadora sólo siembra conflictos

0
Compartidos
Google+

CAMPESINOS DE TODO EL ESTADO RECLAMAN LA ENTREGA DE FERTILIZANTES

Al denunciar que el retraso en la entrega de fertilizantes ha ocasionado que aumente el costo de producción por hectárea, y que se corra el riesgo de que la cosecha de maíz se desplome hasta en 50 por ciento, con lo que aumentará la pobreza y la hambruna en las comunidades rurales, campesinos maiceros de toda la entidad acusaron que la gobernadora Layda Elena Sansores San Román y su secretario de Desarrollo Agropecuario (SDA), Ramón Ochoa Peña, sólo saben sembrar divisionismos y conflictos en el campo.

Artemio Miss Uicab, productor de Hecelchakán, afirmó que ahora el único trabajo del Gobierno del Estado es dividir a los campechanos. Primero engañaron a los campesinos diciéndoles  que les iban a dar ocho sacos de fertilizante si se inscribían con ellos, y detonó el conflicto en Cumpich, cuando retuvieron a las autoridades, recordó.Además, funcionarios menores de las SDA por órdenes de Ochoa Peña, convencieron a algunos comisarios ejidales para que desconocieran el pago al Municipio, y lo hicieran directamente en ventanillas de bancos, y ahora la pregunta es si realmente el Gobierno pagará el 50% y el campesinado la otra mitad, ya que como no hicieron el procedimiento con el Ayuntamiento, esta autoridad no está obligada a pagar el fertilizante, lo que llegará a detonar un conflicto político, ya que se había dicho que a todos los que pagaran les tocarían seis bultos. Ezequiel Chi Moo, campesino maicero de Calkiní, denunció que el Gobierno del Estado maneja a su antojo el programa de fertilizantes, y de nuevo hacen de las suyas, principalmente Víctor Salinas Balam subsecretario de Desarrollo  Agropecuario.

Por mis 26 hectáreas de tierras, indicó, antes le daban 40 bolsas, y ahora le ofrecen sólo 18, lo que es insuficiente. Agregó que tiene un grupo con su familia y lo trabaja desde que vivía su difunto papá Ramiro Chi Tamay, y ahora labora junto con su hijo Manuel Salvador Chi Rodríguez, quien para colmo fue eliminado del programa.

Productores de maíz de Iturbide, Municipio de Hopelchén, desconfiaron de la calidad del fertilizante que subsidia el Gobierno Estatal junto con el Ayuntamiento, y la prueba es que la mayoría no ingresó al Programa de Insumos al Campo 2022.

El excomisario ejidal Abelardo Briceño Montoy recordó que el año pasado el fertilizante que subsidió el Gobierno Estatal estaba caducado, la producción de maíz mermó hasta en 60 por ciento, la inversión no fue recuperada y apenas salieron tablas. Para obtener fertilizante de dudosa calidad, cuyo bulto cuesta mil 20 pesos, de los cuáles 510 pesos aportó el productor, y el restante 50 por ciento se divide en partes iguales el Estado y el Municipio, tuvieron que pasar por trámites burocráticos. El Gobierno Estatal no se preocupa por entregarlo y el tiempo apremia.

Ante esta situación, el 30 por ciento de los campesinos de Iturbide —en total serían unos dos mil—  optaron por pedir créditos en casas financieras de los menonitas de Nuevo Progreso, de donde recibieron fertilizante de calidad para sembrar chigua y también maíz.

Por experiencia no confiamos del fertilizante del Gobierno Estatal. En cambio, con los menonitas se hicieron parcelas demostrativas sobre calidad y rendimiento de las semillas de maíz y del fertilizante.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

No paran alzas a frutas y verduras