Tribuna Campeche

Diario Independiente

Vecinos de Miguel Hidalgo, Samulá, Kanisté, Ignacio Zaragoza y Lázaro Cárdenas, entre otras, se quejaron por la falta de vigilancia y se sorprendieron cuando les dijeron que para patrullar 30 colonias solo se cuenta con cuatro unidades y 15 elementos.

Delincuencia aumentó “como nunca”, de seis meses hasta la fecha

Da click para más información

Vecinos de las colonias Miguel Hidalgo, Samulá, Kanisté, Ignacio Zaragoza y Lázaro Cárdenas, entre otras, denunciaron que la inseguridad “aumentó como nunca” de seis meses a la fecha y que rebasó a las autoridades policiacas, pues cuando pidieron ayuda, les dijeron que sólo se tiene cuatro patrullas y 15 elementos para los 30 suburbios de esa zona.

“O sea, nos toca como de a una torreta, o una llanta por colonia, y con eso no vamos a poder vencer a los delincuentes”, se mofaron los colonos durante una reunión efectuada el pasado viernes por la noche con los encargados de patrullar esa región de la capital, considerada por las autoridades policiacas como uno de los “focos rojos”.

También comentaron que cuando la gobernadora Layda Elena Sansores San Román pasó por esas colonias, la acompañaron muchos policías de escolta, y lo mismo pasa con la secretaria de Seguridad, la guanajuatense Marcela Muñoz Martínez, que por donde se mueve siempre anda con varias guaruras. Por eso no entendemos cómo se atreven a decir que no cuentan con personal suficiente, a menos que consideren que los campechanos somos ciudadanos de segunda.

Encabezados por la exdiputada local Elena de la Luz Alvarado Castañeda, los vecinos se quejaron que de nada sirve reportar los ilícitos al 911, como recomiendan de manera reiterativa las autoridades, pues nadie contesta el teléfono, y cuando les toca la suerte de que responda la operadora, siempre les pone pretextos para no atender el reporte.

“Se han dado muchos casos de que los hechos delictivos se cometen por ejemplo a las dos de la mañana y la patrulla se aparece hasta las cinco, o sea, no hay capacidad de atender los reclamos ciudadanos”, coincidieron.

Alvarado Castañeda leyó un oficio que enviarán al presidente del Congreso del Estado, el veracruzano Alejandro Gómez Cazarín, en que le exigen reformar el Código Penal y las leyes que sean necesarias, para sancionar con más rigor el delito de robo. “Ya que de nada sirve ir al Ministerio Público a denunciar un robo, porque si es menor a 25 mil pesos, ni reciben la denuncia, y sí nos arriesgamos a la venganza del ratero.

Reunidos en el parque de Samulá, los comerciantes denunciaron que de seis meses a la fecha los robos “aumentaron como nunca”, y que en términos generales no habían visto tanta inseguridad. “No estamos en contra del Gobierno, pero sí pedimos que nos volteen a ver, que se dediquen a resolver los problemas de la comunidad y dejen de hacerse tontos los funcionarios”, señalaron.

El pasado jueves, en la Unidad Habitacional Fidel Velázquez, durante la instalación de la “Mesa de Seguridad Ciudadana en Territorio”, que presidieron la gobernadora Layda Elena Sansores San Román, y la secretaria de Seguridad, Marcela Muñoz Martínez, también recibieron numerosos reclamos de los vecinos por el alarmante crecimiento de la inseguridad y la superficialidad con que la guanajuatense ha tomado el problema, ya que prefiere mejorar con cirugía su rostro que combatir realmente a la delincuencia, se burlaron. Ante la cantidad de reclamos, la reunión fue clausurada abruptamente por la gobernadora, que partió visiblemente molesta.