Tribuna Campeche

Diario Independiente

Mínimo mantenimiento en la Sonda

Da click para más información

TODAVÍA HAY LA AMENAZA LATENTE DE ACCIDENTES

La Sonda de Campeche está convertida en un verdadero polvorín, donde existe la amenaza latente de accidentes, que pueden causar decenas de muertes y graves impactos al medio ambiente, debido al evidente falta de mantenimiento a las instalaciones marinas y submarinas de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Afirmó la vocera de la organización ciudadana Por la Defensa de Pemex, Mirna Guadalupe Hernández Torres, al lamentar el accidente en que un obrero de la exparaestatal perdiera la vida en un pozo de Tabasco.

Lamentó que Pemex y los directivos de la 4T, encabezado por su director general, Octavio Romero Oropeza, pretendan burlarse de la inteligencia del mexicano, al pretender responsabilizar en todo momento, a los muertos de accidentes que se suscitan, sin reconocer que parte de esa responsabilidad es de ellos, al no autorizar contratos para el mantenimiento.

“Para nadie es un secreto, que la principal política de los administradores actuales de Pemex, es la producción, pero desde el inicio dimos a conocer que a mayor presión, sin el mantenimiento adecuado a los ductos y equipos, aumenta el riesgo de accidentes, que pudieran alcanzar la fatalidad, como sucedió en Tabasco”.

Recordó que en años atrás, se han presentado accidentes en las plataformas tales como Abkatun, que han dejado decenas de lesionados y muertes, lo que debe ser indicador de la urgencia de impulsar acciones de mantenimiento en las instalaciones petroleras.

“Las investigaciones de las causas raíz, deben hacerse de manera profesional, con el objetivo de que sirvan de prevención, pero no con una actitud proteccionista a la empresa, y se pretenda responsabilizar a los trabajadores, ya que ello no ayudará a mejorar las condiciones de abandono en que están algunos”.

En los últimos tres años, diversos recursos invertidos en mantenimiento, no son suficientes, y en algunas instalaciones, no se les ha destinado dinero para este rubro, por lo que la Sonda de Campeche está convertida en un polvorín, que de estallar, podría dejar consecuencias irreversibles, expuso.

“Estamos exigiendo a Pemex y al Gobierno Federal, que aplique las políticas de protección al medio ambiente, así como de seguridad, porque solo así se podrá evitar que se continúen presentando accidentes, los cuales podrían incrementar su gravedad, con el paso del tiempo”, explicó.

El pretexto sigue siendo la crisis financiera de Pemex, pero en los últimos años se ha incrementado el riesgo de accidentes de cualquier tipo, debido a los serios problemas de mantenimiento.

En cualquier momento podrían darse accidentes en algunas de las 270 plataformas de la Sonda de Campeche, pues solamente reciben solamente “curitas” en su mantenimiento, alertó.