Inicio»App»Aceptó México la apertura energética

Aceptó México la apertura energética

0
Compartidos
Google+

QUIERE DESCONOCER LO QUE FIRMÓ

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal) — México aceptó la apertura energética en los capítulos 14, 15, 22 y 32 del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC),  así como en tres anexos del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (Tipat), de acuerdo con exnegociadores y especialistas consultados por El Universal.

Es decir, el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a permitir el acceso al mercado energético a empresas de Estados Unidos y Canadá, así como a proteger sus inversiones y brindar un trato justo. El miércoles pasado, Estados Unidos y Canadá iniciaron consultas para resolver disputas al amparo del T-MEC contra la política energética de México.

La abogada en jefe de las negociaciones del T-MEC, Samantha Atayde Arellano, dijo que México aceptó la reforma energética de 2013 en el texto del tratado.

“Lo que creo es que hubo una apertura y esa reforma la están desconociendo (en esta administración). Aunque la apertura no quedó reflejada en anexos, sí quedó en el artículo 32.11 del T-MEC”, dijo quien estuvo a cargo de la supervisión legal del texto del tratado y temas institucionales.

En un principio, explicó, el Gobierno “aceptó y plasmó” la apertura del sector energético “en los anexos I, II y IV del Tipat”, que fue el tratado que se estaba negociando cuando México liberalizó el sector. Expuso que estos compromisos energéticos se consolidaron en el artículo 32.11 del T-MEC, en el que se “dispone que no puedes adoptar medidas más restrictivas en un sector, en el cual adoptaste compromisos en otro tratado”, en este caso el Tipat.

En particular, el anexo II del Tipat señala que “México permite la inversión privada exclusivamente a través de contratos con respecto a la exploración y producción de petróleo y otros hidrocarburos, y el servicio público de transmisión y distribución de electricidad”.

El encargado de liderar la negociación del T-MEC, Ildefonso Guajardo Villarreal, dijo a El Universal que “los verdaderos candados (para la reforma energética de 2013) están en los capítulos de Comercio Transfronterizo de Servicios (15), Inversión (14) y Empresas Propiedad del Estado (22), este último capítulo impide los monopolios, ahí están los verdaderos tornillos”.

El también exsecretario de Economía, señaló que en las negociaciones del T-MEC, el equipo de transición del presidente López Obrador fue el que tomó la decisión en los temas de energía, y si bien eliminaron el capítulo de cooperación, siempre dijeron que respetarían el marco legal establecido en 2013.

El 27 de agosto de 2018, el encargado de las negociaciones del T-MEC del equipo de López Obrador, Jesús Seade, afirmó que lo único que buscó reflejar en el texto del acuerdo fue un pleno respeto a la Constitución, pero no se negoció ningún contenido y se iba a “respetar el marco legal” tal como estaba. El ahora embajador de México en China, afirmó en ese momento que “el presidente electo (López Obrador), ha sido muy claro desde toda su campaña y desde que acabaron las elecciones, en público, en privado, casi en todas las formas, en enfatizar que él no va a echar para atrás la reforma energética (de 2013)”.

Hace unos días, Jesús Seade aseguró que “no hay ninguna violación al T-MEC”. Jorge Molina Larrondo, quien fue parte del equipo negociador del entonces Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), prevé que las disputas no se resolverán en la etapa de consultas o dialogando, por lo que se va a terminar en un panel.

“De llegar a un panel, Estados Unidos y Canadá deben definir el monto de sus afectaciones y el panel fallará el monto para cada quien”, explicó.

Noticia anterior

Demandan a Snoop Dogg nuevamente

Siguiente noticia

Exige Frenaa a López cambiar su estrategia de seguridad