Inicio»App»Denuncian desacato de Layda en la FGR

Denuncian desacato de Layda en la FGR

0
Compartidos
Google+

Al presentar denuncia formal contra la gobernadora Layda Elena Sansores San Román ante la Fiscalía General de la República (FGR), por desacato a un mandato judicial federal de suspensión de amparo, el dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno Cárdenas, la acusó de tratar de intimidar a los jueces.

En respuesta Sansores San Román, por medio de un video vía Twitter, acusó de sospechoso el actuar del juez federal que resolvió el amparo a favor de Moreno Cárdenas. “La suspensión contra el #MartesDelJaguar promovida por el brother huele a caño. En materia penal se da cuando peligra la vida o hay tortura. Impugnaremos y presentaremos queja al Consejo de la Judicatura. Es muy sospechoso el actuar del juez Víctor Alejo Guerrero”, señaló.

Moreno Cárdenas escribió a su vez: “Denuncié ante la FGR el hecho de que la gobernadora de Campeche incumplió un mandato judicial federal de suspensión de plano, otorgada y ordenada por un Juez de Distrito a mi favor. Es un delito grave”, sostuvo.

Señaló que la suspensión surte efecto al pronunciarse y no al notificarse, lo que también aconteció al resistirse con negación a recibirla, aun cuando el actuario judicial de Distrito fue a notificar antes de su programa, para pretender incumplirla con dolo y mala fe.

La denuncia en contra de Layda Sansores, deriva a que pese haber sido notificada por diversos medios de la medida emitida por el Juzgado Primero de Distrito del Estado de Nuevo León, de la Suspensión de Oficio y de Plano en el Juicio de Amparo 716/2022-IV, la gobernadora no cumplió con “abstenerse de difundir, en su programa “Martes del Jaguar” o en cualquier otro medio, contenidos audiovisuales, y de emitir declaraciones, opiniones, manifestaciones y comentarios en contra de Moreno Cárdenas”.

Según Sansores San Román, el juez que resolvió no tenía potestad para realizar dicha resolución, ya que es penal. Sin embargo, alegó que Alito era “víctima de un trastorno psicológico, que había sido tortura la que había sufrido, daño cerebral, seguramente, y por lo tanto ya no se podrían pasar ni audios, ni videos, ni se podría hablar de él, ni comentar, ni reírse de él”, dijo Layda.

Cuestionó el derecho de la libre expresión y el derecho a la información de la ciudadanía, por eso impugnará y presentará una queja al Consejo de la Judicatura. “La justicia no debe ser en base a brothers”, afirmó.

A través de sus redes sociales, el dirigente priísta confirmó que, pese a que Layda Sansores se justifica que no fue notificada antes de su programa del Martes del Jaguar, cometió un delito grave por el que tiene que pagar las consecuencias.

Noticia anterior

Sin cupo 3,854 en las universidades

Siguiente noticia

Marchan por mejor política de seguridad