Tribuna Campeche

Diario Independiente

Entre pestilencia pacientes del IMSS

Da click para más información

OLORES FÉTIDOS POR DESBORDAMIENTO DE AGUAS NEGRAS: DERECHOHABIENTES  

Por falta de mantenimiento, el Hospital General de Zona (HGZ) 04 del IMSS está en pésimas condiciones, denunciaron derechohabientes, al dar a conocer el desprendimiento del plafón, desbordamiento de aguas negras, entre otras deficiencias, por lo que usan sábanas, para contener los escurrimientos dentro de esas instalaciones.

Los ciudadanos María de la Luz Casanova Moo, José Antonio Flores Ávila y Francisco Velueta Reyes, manifestaron que los olores fétidos por el desbordamiento de las aguas negras se palpan en todo el edificio, lo cual puede llevar a infecciones y otros padecimientos.

“No sabemos qué fallas son las que se presentan, pero resulta inconcebible que, al acudir a los lavamanos, en lugar de agua limpia salga negra y pestilente, lo cual es un foco de infección para todos, principalmente a los pacientes con heridas expuestas”, resaltaron.

Los declarantes señalaron que, al tratar de dialogar con las autoridades de ese nosocomio, como el director Gerardo Gámez Almaraz, se esconden, para evitar reclamos, porque no pueden justificar que hacen con el presupuesto de mantenimiento.

Las condiciones del hospital cada vez son más deplorables, precarias y de riesgo para la salud de los derechohabientes, y el problema es que la delegación en Campeche, sólo se muestra como un simple espectador, porque además justifica a sus directivos en Carmen, explicaron Flores Ávila y Velueta Reyes

“Es lamentable que el personal del hospital tenga que utilizar sábanas que son de uso hospitalario, para contener el desbordamiento de las aguas negras y pestilentes, ya que la institución asegura no tener recursos para el mantenimiento”.

Si bien es cierto que casi toda la instalación del IMSS presenta carencias, las áreas que más deficiencias registran son urgencias, ginecología, pediatría, lavandería y zona de quirófano, pero su director, Gámez Almaraz, sabe cómo disfrazarlo, reprocharon.

Lo revelado no es un problema menor, porque se trata de un asunto de salud pública, donde privilegian la atención al paciente y su entorno, pero dada las características, parece un IMSS abandonado.

No es la primera ocasión en que existe un reclamo a la forma como administran este hospital, el cual no mejora bajo la dirección del doctor Gerardo Gámez, quien sigue en el mismo cargo desde la era priista, y ahora con esta denominada cuarta transformación, mencionaron.

Pidieron la pronta intervención del director general del IMSS, Zoé Robledo Aburto; del delegado del IMSS en Campeche, Carlos Félix Medina Villegas –amigo personal del director en Carmen, Gerardo Gámez-, porque de lo contrario seguirán las mismas condiciones.

La única forma de que seamos atendidos como se debe, es manifestarse, y si nuestros familiares continúan hospitalizados, lo haremos a su debido momento, amagaron.

Lamentaron que con la gran cantidad de trabajadores que se encuentran afiliados, por la actividad petrolera, se presenta tales carencias y deficiencias en el IMSS, sin que nadie quiera dar atención, porque se hacen de la “vista gorda”.