Inicio»App»Obras adicionales para Tren y AIFA, atrasadas

Obras adicionales para Tren y AIFA, atrasadas

0
Compartidos
Google+

NO DISPONEN DE RECURSOS PARA INICIAR ESTUDIOS DE PREINVERSIÓN

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— Dos obras complementarias importantes para el Tren Maya y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) están desfasadas, pues no disponen de recursos para iniciar estudios de preinversión, necesarios para determinar su factibilidad.

La construcción de 10 parques fotovoltaicos para dar electricidad al Tren Maya y el Tren Suburbano que unirá a Hidalgo con el AIFA no han obtenido partidas presupuestales para ese efecto y llevan cuando menos un año y medio de atraso.

De acuerdo con información de la Subdirección de Mecanismos Financieros y Administración de Inversiones Patrimoniales de Fonatur, ni en 2021 ni al cierre del primer semestre de este año la obra para energías limpias ha recibido recursos para estudios de preinversión.

En el calendario presupuestal se estimaron partidas de 108 millones de pesos para el año pasado, 100 millones de pesos más para 2022 y 30 millones para el siguiente año.

Por su parte, la Dirección General de Estudios, Estadística y Registro Ferroviario Mexicano de la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario y Multimodal (ARTFM) reconoce insuficiencia financiera para los estudios que permitan construir el Tren Suburbano de pasajeros que uniría al sur de Hidalgo con la nueva terminal aérea de Santa Lucía, en una longitud de 40.2 kilómetros.

En este caso, se estimó una inversión de 10.5 millones de pesos en este año, pero al momento no se han ejercido recursos, según el Observatorio del Gasto de la Secretaría de Hacienda. Para el próximo año se programaron 10.5 millones de pesos.

 

JUSTIFICACIÓN

La construcción de los parques fotovoltaicos dará energía eléctrica a los Centros Integralmente Planeados (CIP) y al Tren Maya, según publicó El Universal el 23 de marzo de 2021. Uno estaría ubicado en Baja California Sur y el otro en la Península de Yucatán, y serían administrados y operados por Fonatur.

Se proyectó que, en la medida en que el turismo repunte, se buscará construir otros ocho parques solares en otras entidades para satisfacer de manera sustentable la demanda energética del transporte y servicios en zonas de influencia que tengan impacto en el sector turismo.

Los parques solares de Fonatur estarían distribuidos en Baja California Sur, Guerrero, Oaxaca, Campeche y Quintana Roo.

Según Fonatur, el Gobierno determinó que a partir del tramo 3 al 5 del Tren Maya se use energía limpia, por lo que parte de la producción generada por los parques sería destinada al suministro eléctrico esa obra.

El costo de los parques solares está en evaluación y, una vez que concluyan los estudios de preinversión, se podrá determinar el capital requerido, que podría salir del propio Fonatur.

Fonatur fue enfático al señalar que, de no aprovechar sus recursos para producción de energía limpia para los CIP y el Tren Maya, no cumpliría “a cabalidad su misión de realizar inversiones turísticas sustentables”.

Noticia anterior

Domínguez agrava conflicto en Conalep

Siguiente noticia

Prisión preventiva vulnera a los desprotegidos: Hope